El inicio de una nueva era de la informática según IBM

  • Publicado por MASISALAB el miércoles 28 de septiembre del 2016
  • Compartir en:

    La computación cognitiva es lo que gobernará en esta nueva etapa según el Científico Jefe del IBM Research Lab de Brasil, siendo la plataforma Watson su más fiel representante.

    Tres letras que no necesitan mayor presentación: IBM. Deber ser porque a lo largo de sus más de 100 años de existencia esta compañía se ha reinventado una y otra vez, logrando adelantarse a los cambios del mercado y contribuir con sus avances en el progreso de la sociedad.

    ¿Cómo sigue innovando una compañía que lleva el peso de ser una de las más innovadoras del mundo? Actualmente, trabajando en diversas líneas de innovación, bajo lo que han denominado la Era de los Negocios Cognitivos, basada en sistemas de inteligencia artificial capaces de aprender, razonar y procesar el lenguaje natural para generar conocimiento a través del análisis de datos. Un ejemplo concreto de ello es IBM Watson, la primera plataforma de tecnología de computación cognitiva abierta que representa una nueva era en la computación, en la cual los sistemas comprenden el mundo de la manera en que lo hacen los humanos: a través de los sentidos, el aprendizaje y la experiencia.

    Sobre Watson, innovación y tecnología en Latam conversamos con el Científico Jefe del IBM Research Lab de Brasil, Fabio Gandour.

    ¿Cree que existe hoy en América Latina un ambiente propicio para la innovación?

    Absolutamente y esto a través de la conjugación del uso de las nuevas tecnologías y el poder de decisión que han adquirido en este ámbito los ejecutivos de negocio. Tanto en entidades públicas como privadas, la clave para innovar debe estar directamente relacionada con identificar las necesidades críticas de su negocio. Dichas cuestiones pueden ser abordadas con proyectos transformacionales que impliquen soluciones en la nube, proyectos de analítica de datos o big data o algo aún más profundo como transformarse en una empresa cognitiva.

    Este mismo mes, la Universidad Cornell, la escuela de negocios Insead y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (organismo que depende de Naciones Unidas) llevaron adelante una investigación para evaluar el nivel de innovación de 128 países del mundo. De acuerdo con el informe “América Latina es una región con un potencial importante” en materia de innovación. Y en un mundo tan cambiante como el de hoy en día, con tecnologías y tendencias que emergen a diario, las compañías que deseen permanecer en el mercado, deberán buscar desarrollarse y reinventarse a través de la innovación, y la inversión en investigación y desarrollo, para generar nuevas oportunidades que les permitan crecer.

    ¿Cómo visualiza el futuro con los actuales avances tecnológicos? ¿Cree que los seres humanos nos adaptaremos a este nuevo escenario cada vez más “tecnologizado”?

    Hoy, las tecnologías de la computación e información ya han transformado y ayudado a mejorar la vida de la mayoría de las personas, tanto así, que las nuevas generaciones ya tienen incorporado el factor tecnológico en todos los ámbitos de su vida y no conciben su vida sin la tecnología.

    Pensando en el futuro, creo que la computación cognitiva ha marcado el comienzo de una nueva era de la informática. Hasta ahora, las computadoras convencionales eran capaces de traducir caracteres a lenguaje binario, agruparlos en el contexto de palabras e incluso conducir búsquedas a partir de combinaciones específicas. Un sistema cognitivo puede procesar hasta 6 millones de documentos en menos de un minuto y al mismo tiempo transformar toda esta información en conocimiento para asistir a un profesional a tomar una decisión eficaz. Un ejemplo sería la optimización en la atención de pacientes, la modernización de procesos de negocio y la digitalización de los procesos médicos.

    Desde IBM vemos un futuro en el que las tecnologías, como la computación cognitiva, nos ayuden a resolver temas profundos que afectan a las personas y a las sociedades, como puede ser la cura de enfermedades crónicas como cáncer o diabetes, prevenir desastres naturales, etc.

    Watson es un ejemplo emblemático de computación cognitiva ¿Cómo nace y se desarrolla esta tecnología?

    IBM se ha caracterizado por su gran inversión en el área de investigación y desarrollo, que asciende a 6.000 millones de dólares al año. Watson ha surgido de esta inversión, siendo un proyecto que comenzó en el 2007 y que lanzamos oficialmente al mercado en 2011 con la participación en el programa Jeopardy! de preguntas y respuestas en Estados Unidos. Hasta ese momento, toda inteligencia artificial se había basado en procesamiento de datos rígidos o en el lenguaje de programación de computadoras. Watson es el primer sistema de computación cognitiva que procesa información a partir del lenguaje natural humano, a través del cual puede generar hipótesis e ir ampliando sus conocimientos y variando esas hipótesis al ir interactuando con humanos y añadiendo mayor información a su base. Actualmente, Watson cuenta con más de 500 asociados en el ecosistema, 80 mil desarrolladores, más de 50 APIs y clientes en más de 20 países.

    En relación a sus aplicaciones y beneficios actuales, Watson for Oncology, por ejemplo, analiza la información médica de un paciente en relación a un amplio espectro de data y expertise, proveyendo alternativas de tratamiento basadas en evidencia y asistiendo a los médicos en la toma de decisiones relativas al tratamiento requerido por el paciente.

    ¿Cómo piensa que Watson podría ser útil para la industria de la arquitectura, diseño y construcción y plataformas como MASISA Lab?

    IBM visualiza que están sucediendo dos hechos clave: Big Data, que ha explotado como un desafío y una oportunidad, y el surgimiento de tecnologías cognitivas que impulsarán el potencial de los negocios basados en tecnología hacia un nuevo nivel. Un negocio cognitivo utiliza sistemas que pueden entender, razonar y aprender para abarcar todos esos datos. La industria arquitectónica y de diseño no es ajena a estos cambios que están sucediendo en el mercado. La proliferación de los datos y la forma en la que logramos analizarlos también están cambiando la forma en la que los arquitectos y diseñadores acceden a la información y utilizan la información. Por ejemplo, aplicar la inteligencia cognitiva a los datos sociales e integrarlos con datos empresariales puede ayudar a acelerar el desarrollo de productos mediante la predicción de las tendencias a largo plazo, o manejar en tiempo real la predicción de la demanda basándose en situaciones reales, tales como los tendencias de diseño en un determinado momento.