---

Impresión 3D: hacia una arquitectura ecológica

El calentamiento global y los cambios en el equilibrio natural han encendido la alarma respecto al cuidado del medio ambiente, llevando a particulares y empresas a disminuir su impacto en el planeta. Al respecto, el sector de la construcción y diseño ha encontrado en la impresión 3D un camino viable para avanzar hacia una arquitectura sostenible, más amigable con el entorno y capaz de optimizar recursos al máximo.

A nivel mundial, el sector de la construcción es responsable de casi el 50% de la contaminación GEI (gases de efecto invernadero), evidencia del gran impacto de una industria en constante crecimiento y, entendiendo su importancia para la economía global, es imprescindible buscar formas de hacer de esta actividad algo más amigable con el entorno.

En ese sentido, la impresión 3D se alza como una excelente opción para volcar hacia una arquitectura ecológica, una que permita disminuir el daño que la construcción genera en el planeta.

Impresión 3D: el camino hacia una arquitectura sostenible

La impresión 3D es la técnica que permite crear objetos físicos por medio de un proceso de adición por capas. Hablamos de una tecnología que no genera residuos, fabricando las piezas necesarias con base en planos previamente definidos, optimizando al máximo la energía y los recursos necesarios para concretar un proyecto.

Esta técnica permite trabajar en torno a una arquitectura ecológica, y en 2013 se comenzó a gestar el primer proyecto arquitectónico que incorporó la impresión 3D: hablamos de la Landscape House. Aunque en un comienzo su creador, el arquitecto holandés Janjaap Ruijssenaars, no consideró la fabricación por adición, rápidamente se dio cuenta del potencial que tenía la unión del proyecto con esta forma de construir.

Gracias a una impresora 3D automatizada gigante el proyecto comenzó a tomar forma, dando cuenta de la viabilidad de la impresión 3D para fines arquitectónicos. Hoy, el sector de la construcción ve en la impresión 3D un gran aliado para optimizar recursos y disminuir el impacto del sector al medio ambiente.

Beneficios de la alianza arquitectura + impresión 3D

Gracias a la impresión 3D, la arquitectura y -en general- la industria de la construcción pueden obtener beneficios como:

Optimización de recursos

Considerando que por cada metro cuadrado de vivienda construida se necesitan cerca de 2 toneladas de materias primas, y que la energía necesaria para la generación de este material puede llegar a ser 1/3 del consumo energético de una familia durante 50 años, se hace evidente la necesidad de un camino más sustentable en lo que a construcción respecta.

Atendiendo a lo anterior, la impresión 3D -al ser una técnica por adición- permite optimizar al máximo los recursos, disminuyendo el impacto al medio ambiente y abriendo paso a una arquitectura ecológica y sostenible.

Mayor precisión

Ya que se trata de un método de adición, la impresión 3D permite construir con mayor precisión, minimizando la generación de residuos. Esto se traduce en procesos más limpios, menos invasivos y mucho más amigables con el medio ambiente.

Mejores resultados

Puesto que la impresión 3D se basa en la generación de objetos con base en planos previamente estudiados y analizados, los resultados de su aplicación a la construcción pueden ser mucho mejores que los obtenidos a través del método tradicional. Hablamos de una forma limpia y precisa de construir, una que puede ser la clave para la generación de espacios tan innovadores como amigables con el entorno.

Avanzar hacia una arquitectura sostenible sí es posible y, gracias a la impresión 3D, cada vez estamos más cerca de generar un cambio profundo en la industria de la construcción.

Volver