---

Emprender en arquitectura: consideraciones para un buen comienzo

Para tener éxito al comenzar un proyecto empresarial, una buena idea no es suficiente: más allá de los aspectos burocráticos -como la conformación de una sociedad o acogerse a determinado régimen tributario-, es necesario analizar los factores propios de cada rubro. En ese sentido, a la hora de emprender en la industria de la arquitectura es preciso considerar una serie de aspectos que permitirán orientar la dirección del proyecto.

Emprendimientos para arquitectos: las claves para alcanzar el éxito

Chile ocupa -a nivel global- el quinto lugar en lo que a actividad emprendedora se refiere, dando cuenta del buen escenario local a la hora de plantear un emprendimiento. Sin embargo, cada proyecto tiene características específicas y, a la hora de emprender arquitectura, hay algunos factores que permitirán resguardar la inversión y dar pasos seguros en el camino al éxito:

1. Análisis de mercado

Una buena idea se verifica analizando el mercado y comprobando que existe una necesidad, que hay un público dispuesto a pagar por el producto/servicio ofrecido.

Realizar un análisis de mercado permite al emprendedor orientar su proyecto hacia un nicho específico, uno que cuenta con características específicas que lo diferencian del resto del público. A la hora de montar emprendimientos para arquitectos, identificar este “trozo de la torta” permitirá saber a quién va dirigida la oferta y cómo llegar a este sector de la mejor forma posible.

2. Identificar la propuesta de valor

El concepto “propuesta de valor” se refiere al factor que lleva a un cliente inclinarse por una empresa por sobre otras. En definitiva, es lo que permite al emprendimiento diferenciarse de la competencia.

Al conocer la propuesta de valor, un emprendimiento ligado a la arquitectura puede orientar sus estrategias comerciales para incrementar la rentabilidad al máximo, buscar apoyo de grandes empresas, optimizando esfuerzos y recursos para captar la mayor cantidad de prospectos que puedan concretar una compra.

3. Conocer la competencia

Junto con lo anterior, para tener éxito emprendiendo en arquitectura es necesario saber cómo se mueve la competencia, dónde está, cuál es su propuesta de valor y a qué público apunta.

Es probable que un emprendimiento en este rubro esté respaldado por una excelente idea, con un buen análisis de mercado y una propuesta de valor plenamente definida, pero si no hay un estudio de la competencia podría no advertirse que -por ejemplo- pudiera existir otro proyecto con las mismas características que ya se haya posicionado en el mercado.

En definitiva, un análisis de la competencia permite generar un proyecto con características únicas, resguardando la inversión.

4. Factibilidad y rentabilidad

Finalmente, para garantizar el éxito de un emprendimiento de este tipo es necesario evaluar su factibilidad y rentabilidad.

La factibilidad alude a que las condiciones y recursos necesarios para generar el proyecto estén disponibles, materializando la idea de la forma adecuada. Por otro lado, la rentabilidad se refiere a los beneficios económicos que producirá el emprendimiento, junto con determinar cuánto tiempo será necesario para recuperar la inversión y comenzar a generar ganancias.

Al evaluar todos los puntos anteriormente mencionados es posible validar una idea, con lo que se tiene certeza sobre la viabilidad de un emprendimiento. De esta forma, se protege la inversión y se obtiene información de gran valor para generar las estrategias comerciales necesarias que permitan alcanzar el éxito económico.

Precisamente ahora MASISA Lab está en busca de emprendedores pertenecientes a la industria de la arquitectura y construcción. Si te interesa postular ingresa a: www.construccionsupereficiente.cl 

Volver