CAROLINA SOTO DE PLANBIM: “EL AVANCE EN LA INCORPORACIÓN DE TECNOLOGÍA AÚN ES LENTO”

  • Publicado por MASISALAB el lunes 04 de noviembre del 2019
  • Compartir en:

    La arquitecta que lidera el programa de Corfo para la adopción de BIM en la construcción, asegura que seguimos al debe en el uso de modelos digitales y tecnologías de sensorización, que podrían impulsar la productividad del sector. Asimismo, asegura, es clave demostrar a las empresas que invertir en soluciones tecnológicas agrega valor a su negocio. 

    La directora ejecutiva de Planbim de Corfo, Carolina Soto, tiene confianza en que la metodología BIM (Building Information Modeling) será una importante pieza en el tan ansiado aumento de productividad en la construcción.

    La profesional indica que si bien ha habido un avance en digitalización y sensorización, este aún es lento y deja a Chile “al debe” frente a países como Estados Unidos y el Reino Unido. “Queremos demostrar que hay un valor agregado en incorporar tecnología a los proyectos”, dice.

    ¿Cómo has visto la evolución respecto de las Constructech en Chile? ¿Se están integrando soluciones de base tecnológica en el sector?

    Lo que nosotros vemos desde Planbim es que efectivamente ha habido un avance respecto a la incorporación de tecnologías, pero aún es lento.  Si nos medimos en relación a países como Estados Unidos o el Reino Unido, tenemos una deuda en incorporar avances, tales como modelos digitales, que nos ayuden a planificar mejor los proyectos, y tecnologías de sensorización, que nos permitan ir midiendo el comportamiento de un proyecto tanto en obra como en operaciones.

    ¿Cuál sería el salto que habría que dar para integrar estas tecnologías?

    Tiene que ver con varios factores. Tenemos una industria con bajos niveles de productividad, donde muchas veces se trata de ahorrar costos. Es un hecho que integrar estas tecnologías implica una inversión inicial, pero generalmente tiene un retorno mucho más grande. Sin embargo, nos frenamos pensando en ese costo inicial y en cómo nos va a generar un obstáculo para el negocio.

    Necesitamos avanzar, por eso desde Corfo y desde Planbim estamos viendo cómo demostrar cuáles pueden ser los retornos de inversión de este tipo de soluciones, para demostrarle a las empresas que efectivamente hay un valor agregado importante para su negocio en incorporar estas nuevas tecnologías dentro de sus proyectos.

    La construcción es una industria bastante masculinizada ¿crees que la brecha de género impacta de algún modo en la productividad?

    Parte importante del fundamento inicial de la necesidad del BIM tiene que ver con identificar que un factor clave en la baja productividad de la industria son los problemas de comunicación y fragmentación con que funcionan los proyectos. Efectivamente ahí nosotros vemos una oportunidad para que la incorporación de más mujeres pueda ayudar a mejorar esa comunicación y colaboración. No quiero decir que estos no sean rasgos también masculinos, pero sí están más fuertemente desarrollados en las mujeres. Efectivamente si miramos la región muchos de los programas BIM a nivel estatal en distintos países están siendo liderados por mujeres. BIM trae estos beneficios, que tiene  que ver con mayor colaboración y mejor comunicación, y creemos que ahí está ocurriendo algo interesante que va ayudar a aumentar la productividad.