“HAY UNA OPORTUNIDAD CIERTA PARA MASIFICAR LA CONSTRUCCIÓN CON MADERA EN CHILE Y LATINOAMÉRICA”

  • Publicado por MASISALAB el miércoles 19 de febrero del 2020
  • Compartir en:

    Así lo afirma convencido uno de los fundadores de Eligemadera, Marcelo González, quien en los últimos dos años no ha hecho más que intensificar sus esfuerzos por “evangelizar” y cautivar a profesionales de toda la región sobre los atributos de la madera como material sustentable y eficiente.

     

    Ser un aporte al medioambiente, fomentando el uso de madera proveniente de bosques renovables para su uso en la construcción. Esa es la causa que mueve día a día a Eligemadera para seguir creciendo en todo el mundo. Marcelo González, uno de los fundadores de esta empresa acelerada por MASISA Lab, es un convencido de que la madera es el principal aliado para combatir los negativos efectos del cambio climático. Durante dos años, en una suerte de “evangelización” sobre los atributos de la madera y su enorme potencial, ha realizado junto a su equipo 38 workshops y participado de 15 seminarios en diferentes casas de estudios de Latinoamérica, para presentar su software y curso online de estructuras en madera, despertando gran interés en el mundo universitario y entre los profesionales de la construcción. 

     

    Hoy cuentan con cerca de 900 usuarios y 8.000 descargas de su versión demo en Latinoamérica. El 2019 fue un año intenso para el equipo de Eligemadera, pero que culminó con grandes oportunidades y reconocimientos que Marcelo González nos detalla en la siguiente entrevista.

     

    ¿Cómo describirías el 2019 para Eligemadera? ¿Cuáles fueron sus principales logros?

     

    El 2019 fue un año difícil, pero a la vez esperanzador… Partimos con el lanzamiento de nuestro curso online de estructuras en madera, el cual tuvo una buena aceptación, teniendo más de 280 participantes de Chile, Argentina, Colombia, Costa Rica, México, Perú y Ecuador. Además, concretamos la primera venta a una universidad extranjera, siendo la Facultad de Arquitectura y Urbanismo del Tecnológico de Costa Rica, quienes adquirieron licencias de nuestro Software C+T para incorporarlo en la enseñanza de pre y postgrado de arquitectura.

     

    Por otra parte, con MASISA Lab nació la idea de ver alternativas de trabajo en conjunto para desarrollar y comercializar madera estructural y otros productos de ingeniería que esperamos concretar este año.

     

    Recientemente fueron elegidos como uno de los 100 Líderes Ciudadanos por la Acción Climática del Biobío ¿Qué es lo que destaca principalmente esta iniciativa? 

     

    Esta iniciativa busca identificar, visibilizar y reconocer a los Líderes Ciudadanos de la Región del Biobío que trabajan en la lucha contra el cambio climático. Como equipo Eligemadera buscamos ser un aporte en esta materia al fomentar e incentivar el uso de la madera en la construcción. Nuestros productos y servicios facilitan que profesionales como arquitectos, ingenieros y constructores, desarrollen proyectos de construcción en madera, contribuyendo en la reducción de emisiones de CO2 y de gasto energético en la industria.

     

    ¿Creen que hoy se enfrentan a un cliente/consumidor mucho más exigente?

     

    Nuestros clientes en general son profesionales jóvenes, que utilizan muchas herramientas tecnológicas en su vida profesional, por lo que están acostumbrados a trabajar con herramientas de interfaz de alta calidad, potentes en cuanto a funcionalidades y de manejo intuitivo. Por lo que debemos estar a la altura de esas expectativas en cuanto a desarrollo de software.

     

    También los profesionales jóvenes cada vez están más acostumbrados a plataformas de enseñanza e-learning, para lo cual nuestro curso online se encuentra desarrollado en una interfaz amigable, con flexibilidad horaria y descarga de material digital de apoyo. Todo esto para hacer que la experiencia de nuestros usuarios sea la mejor. 

     

    ¿Cuál es el mayor potencial de construir con madera? ¿Creen que esta tendencia va a ir en aumento?

     

    En la actualidad la industria de la construcción enfrenta un desafío complejo a nivel nacional e internacional. Es un sector que constituye una parte fundamental de los procesos de expansión urbana propios del mundo globalizado, concentrando cerca del 13% del PIB global y empleando a casi el 7% de la población mundial. Lamentablemente, la situación actual y las proyecciones para la construcción tradicional están sujetas a una serie de brechas que se deben levantar para mejorar significativamente su sostenibilidad, tales como el estancamiento en la productividad (cercano al 1% anual), las altas tasas de accidentabilidad y defectos, el gran consumo de materias primas y generación de desechos, los bajos índices de reciclabilidad y la importante cantidad de emisiones de CO2 que genera el rubro.

    La madera es el único material de construcción renovable que, durante el crecimiento del árbol, por cada metro cúbico de madera que produce captura una tonelada de dióxido de carbono, liberando 700 kilos de oxígeno a la atmósfera. Es decir, la madera es un material tan amigable con el medio ambiente que absorbe carbono de la atmósfera en lugar de agregarle más. Además, el efecto potencial de elegir madera por sobre materiales tradicionales, como el hormigón y acero, puede llegar a un 20% de reducción de las emisiones de gases efecto invernadero (GEI) en estructuras de entramado ligero, y a un 60% cuando se elige CLT (madera contralaminada) en lugar de hormigón. 

    Un reciente informe de asesoramiento al gobierno del Reino Unido titulado “Biomass in a low-carbon economy” señala que los mayores niveles de reducción de gases de efecto invernadero, se producen cuando la madera se utiliza como material de construcción, tanto para almacenar carbono como al reemplazar el uso de materiales como el cemento, ladrillo y acero. El mismo informe señala que “entre el 15% y el 28% de las nuevas viviendas construidas en el Reino Unido anualmente utilizan madera como material estructural, como resultado capturan más de un millón de toneladas de CO2 al año. Aumentar el uso de madera en la construcción podría triplicar esa cantidad.

     

    En cuanto a la sostenibilidad económica, se ha evidenciado en Chile que proyectos de construcción habitacional con estructuras de madera, realizados en forma industrializada, permiten reducciones de tiempos de ejecución de obras cercanos al 30%, permitiendo hacer más productiva a la industria.

     

    Las actuales tendencias de sostenibilidad y manufactura avanzada de la industria de construcción permiten levantar la hipótesis de que hay una oportunidad cierta para masificar la construcción con madera en Chile y Latinoamérica, en la medida de que la generación de conocimientos, desarrollo de productos y servicios, permita lograr estándares de calidad y productividad ya alcanzados en países de Europa y Norteamérica.

     

    ¿Cuáles son los planes para 2020? ¿Tienen pensado abrirse a otros mercados?

     

    Para este 2020 tenemos 2 focos: consolidarnos en los países latinoamericanos donde ya estamos presentes con nuestro software y curso online, llegando a los 1.000 cursos vendidos; y seguir trabajando junto a MASISA en el desarrollo y comercialización de productos estandarizados y con calidad asegurada para la construcción con madera.

     

     ¿Cómo ha sido la experiencia del trabajo colaborativo con MASISA?

     

    El último año de trabajo (2019) ha sido muy bueno. Ha cumplido nuestras expectativas en cuanto a asesorías, apoyo de difusión para levantar nuevos clientes, y en el desarrollo técnico que estamos realizando junto a las áreas de innovación y aserradero de MASISA.

     

    Revisa una completa descripción  del software AQUÍ
    También puedes  encontrar un buen video explicativo ACÁ