---

Supermaterial aislante, resistente a incendios y hecho con raíces

El colchón radicular desarrollado por la empresa Rootman ha demostrado tener excelentes atributos, térmicos, acústicos y de resistencia al fuego. Hoy cuenta con el apoyo de MASISA y espera atraer nuevos inversionistas para producir a gran escala.

Hace casi un año Chile fue víctima, una vez más, de una traumática experiencia que tuvo como protagonista a la naturaleza. Se trata de la ola de incendios forestales generados en múltiples focos de las zonas centro y sur de Chile, con mayor intensidad en las regiones de O`Higgins, Maule y Bio Bio.

Independiente de las múltiples causas que se especularon, lo cierto es que cientos de familias vieron cómo el fuego arrasó con sus hogares y con recuerdos de años. Esto inmediatamente despertó el espíritu colaborativo de los chilenos, tan característico para este tipo de catástrofes, quienes -desde su expertise y área de desarrollo- acudieron en ayuda de los más necesitados.

Destacable es el caso de Rootman, empresa que luego de siete años de investigación, desarrolló un producto a base de raíces que no sólo posee características sustentables y amigables con el medio ambiente, sino también propiedades como aislante térmico, acústico y resistencia al fuego. Este colchón radicular (CR) es 100% natural, se comporta como un complemento de la madera y como un sustituto de materiales aislantes tradicionales utilizados hoy: el poliestireno, la fibra de vidrio, fibra mineral y el poliuretano, entre otros.

Rodrigo Cancino, uno de los fundadores de Rootman señala que “fuera de sus atributos del CR como aislante térmico y acústico, nuestro producto presenta alta resistencia a las llamas, lo que en esta época se valora muchísimo. En términos numéricos, si un tabique tradicional demora 15 minutos en quemarse, con nuestro colchón radicular tarda más de 60 minutos. Esto se debe a la composición de las raíces y a que el oxígeno no está fácilmente disponible para generar la combustión”.

Con esta oferta de valor, hace casi un año decidieron ir en ayuda de Angélica Letelier (65), cuya casa ubicada en Santa Olga se vio completamente consumida por las llamas durante el verano pasado. En un tiempo récord de 20 días, Rootman en conjunto con América Solidaria del Sur, le entregó una vivienda completamente nueva y equipada, constituida de paneles tipo SIP, con el colchón radicular antes descrito en su interior, en sustitución del poliestireno utilizado como aislante.

“Estoy muy contenta con mi casa. Es una construcción muy segura y en esta zona, con la cantidad de pastizal que hay, me da mucha tranquilidad saber que estoy protegida en caso que se propague alguna llama. El tema acústico también es muy bueno. En este sector hay mucho viento, pero cuando entro a mi casa no se escucha realmente nada. Es una casa muy recomendable”, enfatiza Angélica.

Actualmente Rootman, cuenta con una variedad de proyectos privados, en ejecución y terminados, desde aislación de viviendas (Valdivia), viviendas completas (Pucón y Los Ángeles) y locales comerciales (Futrono), así como, otros proyectos industriales privados. En todos ellos, no solo la variable sustentabilidad ha sido cubierta, ya que además de entregar calidad, confort y seguridad, permite ahorros por concepto de eficiencia energética, cercanos al 50% del gasto asociado a calefacción.

Antonio Iturrate está dedicado al negocio inmobiliario y vive en Futrono. Ha construido casas y locales comerciales utilizando la tecnología de Rootman. “En el sur casi todas las noches suenan las sirenas de bomberos porque se está quemando una casa. Esto se debe principalmente por el uso de la leña como combustión (para calefacción). Cuando conocí el proyecto de Rootman lo quise probar acá y nos dimos cuenta que la construcción es rápida,  económica y un excelente aislante del fuego y el calor. Todas esas cualidades unidas hace que el producto sea atractivo y fácil de utilizar. Mis expectativas es seguir trabajando con ellos ya que tienen mucho potencial”.

Cabe destacar que Rootman no sólo produce y comercializa estos paneles, sino que además cuenta con un equipo de profesionales para llevar a cabo el proceso de construcción que ofrece una asesoría permanente en el uso de esta nueva tecnología.

El supermaterial es ahora una realidad y está disponible comercialmente

Durante los últimos 6 meses Rootman ha estado dedicada a vender su producto principalmente a pequeñas constructoras y arquitectos, pero el desafío para este año es crecer y ampliar su oferta hacia proyectos relacionados a viviendas sociales y constructoras de mayor tamaño. Para alcanzar este objetivo, ya iniciaron la construcción de una planta de 5.000 mt2 con el apoyo de Masisa, aspirando a tener en los próximos 3 años, capacidad instalada para 70 mil m2, que les permita hacer frente a la creciente demanda.

En todo este proceso de expansión el apoyo de terceros ha sido clave. MASISA Lab es uno de ellos y ha colaborado principalmente a través de su conocimiento sobre canales de distribución, apoyo logístico y de posicionamiento. “Este tipo de apoyos son tremendamente necesarios para aumentar nuestra capacidad y poder ofrecer a muchos más actores la posibilidad de construir con materiales sustentables y con propiedades nunca antes vistas, que entreguen confort, calidad y seguridad a la vivienda, aportando además en eficiencia energética”.

¿De dónde vienen las raíces?

Los colchones radiculares de Rootman están conformados por raíces obtenidas de la avena y la cebada. El proceso, desde que se siembran los granos hasta la obtención del panel de Colchón Radicular, tarda tan solo 10 días en estar listo para su uso. Este proceso de fabricación es chileno y está patentado a nivel mundial.

Los colchones son 100% naturales, sin aditivos, su producción es rápida y requiere poca energía y agua, lo que lo convierte en un súper material sustentable y amigable con el medioambiente. Quizás por esta misma razón Rootman fue uno de los finalistas del Premio Avonni y uno de sus fundadores, Roberto García, fue invitado a dar una charla TED en los próximos meses.

Para más información sobre Rootman ingresa a: www.rootman.com

Volver