¿CÓMO POSICIONAR UNA MARCA DE MANERA DIGITAL?

  • Publicado por MASISALAB el jueves 23 de julio del 2020
  • Compartir en:

    Carmen Gerea, fundadora de la consultora FREED (From Research to Experience Design) nos cuenta en esta entrevista la metodología que usan para ayudar a emprendedores y empresas a identificar oportunidades y aprovechar los elementos diferenciadores en su propuesta de valor.

     

    En este tiempo de pandemia están ofreciendo parte de su metodología de trabajo en productos gratuitos, como el Challenge para descubrir oportunidades de negocios, con el fin de generar valor para más emprendedores y startups. Son 5 días para entender qué buscan las personas en Internet para diseñar productos y servicios que resuelven problemas reales.

     

    Carmen Gerea y Rafael Baquedano son los profesionales detrás de FREED, sigla que resume el espíritu de esta consultora: From Research to Experience Design, que hace un par de semanas acaba de estrenar una nueva marca e imagen corporativa.

    Conversamos con Carmen para que nos cuente la metodología de trabajo que utilizan y su mirada de la contingencia y cómo los emprendedores se pueden proyectar en estos tiempos de pandemia.

     

    ¿Cuál es el mayor valor agregado del servicio que ustedes ofrecen para ayudar a las empresas de servicios digitales a ser más fáciles de usar y hacer crecer su negocio? 

    Más allá de ayudarlas a identificar brechas de servicios y oportunidades de crecimiento, nuestro mayor valor agregado es trabajar la disciplina emprendedora y la visión sistémica para posicionar una marca digital. No hay una receta universal para hacer crecer un negocio de forma sostenida. Por eso, es fundamental entender que el éxito es el resultado de un trabajo constante en el tiempo, siguiendo un método, explorando constantemente y sistematizando los aprendizajes.

    En el escenario en que estamos, en que muchas empresas y startups se han visto golpeadas por la crisis sanitaria, ¿cuál es la mayor recomendación para ellos? 

    Enfocarse en el cliente y en los elementos diferenciadores de la propuesta de valor. Hay que evitar a toda costa los bloqueos mentales o sobre pensar. El crecimiento es directamente proporcional con la capacidad para capturar nuevas oportunidades y en este sentido, es mucho más fácil venderle algo a alguien que ya sabe que tiene un problema que convencer a alguien de que tiene un problema. La ejecución es clave. 

    ¿Cuál es su público objetivo? 

    Tenemos dos tipos de clientes:

    1. Los profesionales a cargo de la experiencia de clientes, innovación y marketing, en empresas medianas o grandes, que desean acercarse a sus clientes para identificar oportunidades de mejora de servicio y crecimiento.
    2. Los fundadores o emprendedores de PYMES y startups que ya tienen un e-commerce o están vendiendo en un marketplace local o global y quieren hacer crecer su negocio. 

     

    Una de las asesorías de ustedes habla de “la disciplina emprendedora”. ¿En qué consiste? ¿Cómo desarrollan esa disciplina con sus clientes?

    Casi siempre terminamos siendo mentores de nuestros clientes, los acompañamos en el tiempo y nos recomiendan a sus pares y colegas.

     En general, salvo algunas intervenciones acotadas que son auditorias de sitios e-commerce o talleres de nivelación – que pueden durar de 1 a 2 semanas -, nuestros proyectos suelen tener una duración de 10 semanas y más. Instalar capacidades y crear hábitos es un proceso sistémico que requiere de tiempo.


    Ahora bien, con el fin de generar valor para más emprendedores y startups, hemos sistematizado parte de nuestra metodología en algunos productos gratuitos como el Challenge para descubrir oportunidades de negocios. Son 5 días para entender qué buscan las personas en Internet para diseñar productos y servicios que resuelven problemas reales. Es un trabajo individual guiado, es decir, cada uno realiza los ejercicios a su ritmo y nuestro equipo contesta las dudas e inquietudes puntuales a través de una plataforma. 

     

    ¿Cómo proyectarse en medio de esta contingencia? ¿Qué variables habría que considerar?

    Todo es demasiado complejo para poder anticiparse. Pienso que la incertidumbre seguirá presente en los próximos meses (o años) pero también las oportunidades. Los emprendedores tienen la ventaja de poseer una capacidad innata para adaptarse a contextos complejos o reinventarse. 

    Aquí mi consejo es: aprende a observar, identifica una audiencia (ojalá sea un nicho) y construye algo valioso para solucionar un problema de esa audiencia. Si lo vemos como proceso, las etapas serían: 

    1. Identificar el Buyer persona (a quién le vas a solucionar un problema).
    2. Mapear su viaje (cómo es la experiencia de esa persona, dónde busca, cómo se informa, cuáles son sus referentes, cuáles son sus motivaciones y frustraciones).
    3. Validar la oportunidad, la disposición de compra o adopción del nuevo servicio: es probablemente el paso más complejo pero hay métodos para hacerlo.
    4. Pilotear: de nada sirve planificar durante semanas o meses, tienes que ejecutar, enfrentarte a la realidad aunque sea con un piloto o prototipo.
    5. Medir: lo que no se mide, no existe y no se puede mejorar.
    6. Optimizar el proceso: si la ejecución es clave, la optimización es lo que te permite mejorar. No puedes crecer si haces siempre lo mismo. Tampoco hay que pensar en reinventar la rueda todos los días. Pequeños cambios hacen grandes diferencias. 
    7. Aprender rápido es fundamental para crecer. Más que equivocarse – uno de los grandes clichés del mundo startup -, es importante aprender y capitalizar sobre esos aprendizajes. 
    8. Lanzar y escalar: hay que atreverse a paquetizar esa propuesta de valor en un producto o servicio que las personas estén dispuestas a adquirir. Y finalmente escalar, llegando a una mayor audiencia local, regional o global. 

    Para mayor información, pueden visitar su cuenta en Instagram