---

“El que no innova se queda fuera”

“Si la tecnología que necesitamos para ser los mejores no existe, salimos a buscarla”

Visualizando una industria cada vez más personalizada y dinámica, Claudia Barros, Gerente de Negocios Comerciales de MASISA, asegura que la innovación en la industria del tablero no aplica solo al producto, sino que a toda la cadena de logística y distribución. “Se cree que en en los próximos 20 años las cosas van a cambiar cada 3 minutos (…) El que no innova se queda fuera”, asegura la profesional.

Segura de que los negocios hoy en día no pueden subsistir sin un proceso de innovación constante, la Gerente de Negocios Comerciales de MASISA, Claudia Barros, apuesta por un punto de partida que a su juicio es clave: conocer en profundidad las necesidades de los clientes. “Ni siquiera deberíamos hablar de clientes, sino que de usuarios. Los usuarios habilitan posibilidades de negocios todo el tiempo”, señala, antes de profundizar en la actual estrategia de negocios de la compañía, que apunta a ofrecer productos y Soluciones cada vez más personalizados.

Sobre el papel preponderante que juega la innovación en una industria considerada “tradicional”, como lo es el tablero, y la prospección de un futuro en que las empresas serán cada vez más personalizadas, hablamos con la profesional.

¿Qué rol tiene la innovación en la industria de tableros?

Hoy día uno tiene que replantearse los negocios todos los días. Tomando las palabras de Gonzalo Muñoz, CEO de Triciclos: hace 20 años pensábamos que las cosas cambiaban cada 10 años, después cada 5, ahora cada 3. Se cree que en en los próximos 20 años las cosas van a cambiar cada 3 minutos. Entonces los negocios que no se adaptan y que no incorporan la innovación constante de cara a obtener resultados, se quedan fuera. La innovación incluye también la economía circular, es decir, qué vamos a hacer con el tablero una vez que nosotros entregamos el producto.

En definitiva, cuando una compañía se mete en la innovación como una columna vertebral, de manera de llegar a impactar el negocio, esa innovación corre por muchos carriles: en la productividad, sistema logístico, calidad de producto, etc. En nuestro caso, nuestro plan de negocios incluye la innovación en servicios, en modelos para acercarnos más al consumidor y en la calidad del producto, para asegurar su sustentabilidad a largo plazo.

¿Cuál es la hoja de ruta de MASISA respecto a innovación? ¿Qué papel juega MASISA Lab?

La innovación está presente en cada uno de nuestros pilares de marca, que son sostenibilidad, servicio/ asesoría y calidad del producto. Nuestro propósito no es ser los más grandes, sino los mejores, y para ello tenemos que estar constantemente mirando qué es lo que quiere el cliente, y conocer las expectativas de mueblistas, arquitectos y constructores,  así como los canales que llegan a esos clientes.

Hoy estamos incorporando tecnología para aumentar la productividad, integrando por ejemplo a Monitor, que es un proyecto apoyado por MASISA Lab. Estamos además haciendo alianzas con nuevas plataformas, de manera de poder conectarnos directamente con los clientes finales para poder entender lo que ellos necesitan. También buscamos formas de integrar a otros miembros de la cadena de producción, con lo que podemos disminuir la huella de carbono.En ese sentido, MASISA Lab es un habilitador de la estrategia de negocios de la compañía. Si la tecnología que necesitamos para ser los mejores no existe, salimos a buscarla. Por eso apostamos por la innovación abierta.

 


¿Cómo visualizas que va a cambiar la comercialización y la producción del tablero de aquí a 10 años?

Yo creo que al tablero le debiera ocurrir lo que le está ocurriendo a todas las industrias; son modelos de negocios mucho más personalizados. Ya no se trata de comprarse un tablero y cortarlo, sino que deseo conseguir el tablero que yo quiero, de la dimensión que yo quiero, para mi casa, que es diferente a la tuya. Eso va a obligar a toda la cadena logística a sufrir cambios de cara a este cliente final, ya sea en máquinas, en modelo de transporte, en  recursos humanos o en tecnología. Quizás el cliente en 15 años más, en vez de hacerse su cocina, su closet o su baño, quizás lo arriende! y tengamos que ver cómo se recicla ese tablero, como se reubica, etc. Hoy tenemos que preguntarnos en qué tecnología invertir hoy para un cliente que cambia día a día, y ahí es donde están los procesos de innovación investigando.

Volver