NIR SIVAN: “Un arquitecto no es sólo lo que hace, sino también lo que es”

  • Publicado por MASISALAB el martes 27 de diciembre del 2016
  • Compartir en:

    Nació en 1977 en Tel Aviv. Estudió arquitectura y trabajó en esa industria en los años 90. Luego se trasladó a Roma en 2001, donde se graduó como arquitecto y se especializó en la Planificación de Proyectos. Después de trabajar durante 3 años como consultor de Massimiliano Fuksas -arquitecto italiano de prestigio internacional- decidió independizarse y formar su propia oficina que bautizó con su mismo nombre: Nir Sivan Architects. Hoy, su trabajo es reconocido mundialmente por una arquitectura dinámica y creativa, cuyos proyectos son destacados por su nivel arquitectónico, escultórico y experimental.

    Actualmente Nir Sivan Architects tiene oficinas en Roma, Tel Aviv (Raanana), Río de Janeiro y está activo en todo el mundo. En esta última ciudad su reconocida obra Onda Carioca, marcó un hito en la arquitectura brasileña y ha dado que hablar por su alto nivel de innovación y rescate de la cultura local.

    Tuvimos la oportunidad de entrevistarlo y acá les compartimos algo más sobre este innovador arquitecto que seguro seguirá marcando tendencia.

    ¿Cómo se origina un proceso de inspiración artística basado en los elementos naturales de una región?

    La inspiración es un túnel que conecta un lugar con su futuro. Recuerdo mi emoción al momento de diseñar en Río de Janeiro, la “ciudad maravillosa”. Sabía que lo que saliera de ahí tenía que ser y comportarse como parte de ese maravilloso lugar.

    Comencé a trabajar en un plan maestro en mi oficina en Roma, pero fue definitivamente estando en Río cuando llegué al diseño real. Recuerdo dibujar en mi libro un bosquejo de líneas simples, pero que para mí capturaron todo: la calma, el movimiento, el sonido, al “carioca”.

    Cuando creo, trato de considerar el entorno y la naturaleza que rodea a mi proyecto, permitiendo que la fusión del flujo natural del viento y la luz natural penetre a través o alrededor de su estructura, mientras se va formando el movimiento. Trato de reflejar y transmitir una acción poderosa, pero con una delicada ligereza que enfatiza la singularidad y personalidad del proyecto.

    ¿Ha desarrollado otros proyectos similares a Onda Carioca?

    Creamos un concepto similar para un hospital privado en Sao Paulo (H9J), donde el cliente nos pidió que desarrollamos una nueva cara para un edificio que estaban a punto de construir. Diseñamos una especie de “vestido” para el edificio, dándole una nueva vida y contribuyendo con formas orgánicas que aportan más naturaleza a esa zona de la ciudad.

    ¿Cómo se desarrolló la idea de Onda Carioca desde su aprobación y construcción?

    Algo muy importante en mi filosofía, al iniciar un nuevo proyecto, es desarrollar y establecer, desde el principio del proceso, el ‘concepto’ correcto con el cual voy a construir. Todos los elementos del edificio deben estar alineados con este concepto, formando lo que yo llamo arquitectura “artísticamente correcta”, donde todos los participantes y partes operativas tienen un sentido claro y común. Para mí esta es la esencia misma de la “Arquitectura Orgánica” y un verdadero modo de vida.

    Recuerdo que una vez Oscar Niemeyer dijo, durante una entrevista, que se puede saber cuando un proyecto funcionará una vez que se pueda contar fácilmente su historia. Me siento de la misma manera cuando maduro el concepto de una nueva creación y está listo para ser desarrollado.

    Onda Carioca es la primera obra arquitectónica de forma libre en América del Sur, cuéntanos un poco más sobre su proceso creativo y estructura…

    Creé una forma de una superficie única, pero geométricamente muy compleja de doble curvatura. La superficie comienza en la planta superior, por encima de una piscina de agua de color azul y luego se eleva de manera curva y creciendo hacia adelante, girando hacia el otro lado, cayendo finalmente a un piso inferior, donde salpica en una piscina de color blanco. A su alrededor hay agua, arena, pavimento portugués y otros elementos que unen al proyecto con la cultura local.

    A menudo usamos altas tecnologías, así como técnicas avanzadas de fabricación e instalación. En la carcasa de Onda Carioca tenemos más de 110 toneladas de acero al carbono (fabricadas en la República Checa), incluyendo tubos curvos de 36 mm de espesor, 765 vigas diferentes y casi 300 diferentes nodos en forma de corte láser, creando 503 triángulos diferentes con paneles de vidrio que pesan 45 toneladas.

    ¿Dónde están sus obras arquitectónicas favoritas en el mundo?

    Pregunta difícil, ya que hay muchas cosas que me gustan. Ahora, si tengo que elegir, mencionaría a Eero Saarinen y su edificio de la terminal abierto en 1962! Creo que muchos de los amantes de la arquitectura “paramétrica”, que sólo tratan de encontrar el software más moderno para diseñar arquitectura, deben mirar ese edificio y entender que la base es nuestra mente, no el instrumento tecnológico.

    ¿Cuáles son sus planes y proyectos más importantes para el futuro? ¿La innovación desempeñará un papel importante?

    La innovación y la invención siempre será una parte de mí. Creo que un “arquitecto” no es sólo lo que hace, sino también lo que es.

    Veo el trabajo arquitectónico como algo que está en diálogo con sus usuarios y que influye en la sociedad, y así, esculpiendo mis obras, me gusta aportar arte, sentimientos y emociones a las generaciones futuras. Me gusta combinar el material innovador con algo más tradicional, como la madera, y seguir trabajando en los aspectos “virales” del proyecto, ya que se convierte en un componente de integración social que es fundamental para su existencia.

    Más información en: www.nirsivan.com