CONOCIENDO A… Natalia Pérez, fundadora de Bioaglomerate

  • Publicado por MASISALAB el miércoles 17 de agosto del 2016
  • Compartir en:

    Bioaglomerate es una marca que desarrolla aglomerados biodegradables a base de bambú que, con gran versatilidad a nivel constructivo y adaptabilidad a distintas superficies, se presenta como una alternativa saludable para espacios interiores, evitando la generación de residuos luego de su vida útil.

    Una de las fundadoras de este proyecto es Natalia Pérez, diseñadora de interiores y enérgica emprendedora, quien reconoce que cuando tiene un objetivo por delante, hace todo lo que está en sus manos por conseguirlo.

    Su proyecto Bioaglomerate es uno de los 10 preseleccionados por MASISA Lab Argentina -a través de la convocatoria Leanplay- para participar en las sesiones de trabajo que la conducirán al Pitch Day final, donde espera con mucha confianza ser uno de los proyectos elegidos para formar parte estable de MASISA Lab.

    ¿Cómo te enteraste de Leanplay y por qué decirte postular?
    Me enteré por las redes sociales. Cuando comencé a diagramar las distintas posibilidades de conseguir los recursos económicos, una opción era proponerles a MASISA Lab el emprendimiento y evaluar las mejores posibilidades. Esto, debido a que son un referente en la industria de la construcción y porque nuestro proyecto está alineado a varios de sus pilares de acción (productos, tecnologías constructivas, mercado, clientes, sustentabilidad).

    ¿Cómo recibiste la noticia de haber sido uno de los seleccionados para participar en Leanplay?
    Con entusiasmo y agradecimiento. Tanto Nico (Nicolás Cludius, su socio) como yo somos emprendedores que disfrutamos de construir el camino que nos lleva a concretar nuestras metas. Además es inconmensurable lo que podemos aprender de los integrantes de Masisa.

    ¿Qué te han parecido las primeras sesiones de trabajo de Leanplay?
    Muy productivas. Descubrimos algunas interconexiones de aspectos del emprendimiento que los habíamos direccionado separadamente. Además hemos visto una excelente predisposición, trato y entusiasmo por parte de quienes llevaron a cabo la jornada y nos brindaron su experiencia.

    ¿Por qué te gustaría formar parte de MASISA Lab?
    En mi profesión elegí desarrollar lo que me apasiona hacer: innovación, diseño, sustentabilidad y gestión de residuos. No me limité a la formación que obtuve, sino que expandí mis horizontes y veo cada proyecto como un espacio de experimentación y crecimiento. La vida y las experiencias son mi espacio de formación constante. Hace 9 años que me dedico al diseño y a la docencia, la mayor fuerza motora es hacer lo que me apasiona. Sumar fuerzas con Nico -con quien compartimos valores, enfoque y dirección- potencia lo que podemos generar a través de Bioaglomerate.

    Este emprendimiento apuesta a generar un impacto ambiental positivo a gran escala. El espacio de MASISA Lab es el lugar perfecto para que las etapas siguientes de Bioaglomerate tengan el alcance que el emprendimiento puede brindar. Tenemos mucho para ofrecer y aprender, además de generar sinergia en conexión con los otros emprendimientos que forman parte.