Entrevista Roshni Uttamchandani

Mentoring: “El Mentor generalmente ha cometido al menos la mitad de los errores que un emprendedor seguramente deberá enfrentar”

  • Publicado por MASISALAB el jueves 14 de abril del 2016
  • Compartir en:

    Roshni-Uttamchandani

    ¿Se puso de moda del Mentoring?

    Todos en nuestra vida hemos tenido alguna vez un mentor o hemos sido, sin darnos cuenta, mentores de alguien. De hecho, creo que todos tenemos actualmente a alguien que nos está ayudando o guiando en algún aspecto. El tema es que no se reconoce explícitamente.

    En Chile, de manera formal, el Mentoring ha ido tomando fuerza recién en los últimos años, pero en países desarrollados como Nueva Zelanda existe hace décadas. Prestigiosas universidades como Harvard, Stanford, Cambridge y Oxford tienen redes de mentores muy consolidadas, por lo cual yo no hablaría de una moda.

    ¿Son similares el Mentoring y el Coaching?

    El Mentoring tiene la característica de que en ningún caso es académico. Lo que hacen los mentores es traspasar sus conocimientos adquiridos gracias a la experiencia. No es una capacitación ni una asesoría guiada; es más espontánea. Por lo mismo, es a más largo plazo y muchas veces se construye un vínculo de por vida.

    El Coaching, en cambio, tiene que ver con un modelo dado y con la consecución de un objetivo específico en un período puntual.

    ¿Es recomendable la figura de un mentor para un emprendedor?

    Al emprender es inevitable cometer errores. Y uno puede aprender de dos maneras: equivocándose o aprendiendo de los errores de los otros. El mentor generalmente ha cometido o experimentado al menos la mitad de los errores que un emprendedor seguramente deberá enfrentar.

    El mentor es principalmente un apoyo para no sentirte tan solo en un desafío; es como tener un director externo. Es alguien que te ordena cuando estas adentro del remolino y te orienta, e incluso te da una respuesta que jamás habías pensado.

    ¿Tienes algún caso exitoso de Mentoría que refleje eso?

    El caso de la dueña de Rocoto, un delivery de comida peruana. Tomó una Mentoría hace un par de años con nosotros para abrir una tercera sucursal. Su mentor le recomendó precisamente lo contrario: no crecer porque prácticamente todas las tareas las estaba haciendo ella y con un nuevo local no iba a dar abasto. Así, la Mentoría, en vez de estar centrada en abrir una tercera sucursal, estuvo enfocada en consolidar lo que ya tenía y desarrollar un sistema que funcionara independiente de ella.

    ¿Cuáles son entonces las claves de una buena Mentoría?

    1. Constancia: No dejar pasar más de un mes entre reunión y reunión; de lo contrario, se corre el riesgo de que la relación se diluya y el emprendedor pierda su foco
    2. Confianza: La “química” es fundamental entre mentor y aprendiz. Debe existir confianza y credibilidad
    3. Tener un objetivo claro: Las necesidades del emprendedor son infinitas y todo puede ser solucionable, pero hay que priorizar
    4. El emprendimiento es del emprendedor: Ellos son los que al final toman las decisiones; ellos son los que están en el día a día; por lo tanto, ellos son los responsables de su negocio, no el mentor
    5. Tener claro hacia dónde va el emprendimiento y qué prioridad tiene éste para el aprendiz: el mentor debe conocer los objetivos de vida de su aprendiz y qué lugar ocupa el emprendimiento en ella

    ¿Algunos consejos para elegir un buen mentor?

    En la vida cotidiana esto se da de manera espontánea, pero si hay que elegir a uno, idealmente contar con alguien que sea duro con tu proyecto, aunque no necesariamente contigo; alguien que te pueda empoderar, pero a la vez sea tu abogado del diablo, que cuestione permanentemente tus decisiones.

    En general en las empresas faltan más mentores y menos jefes. El rol del jefe con una relación vertical está obsoleto y las nuevas generaciones están exigiendo más orientación que sólo órdenes. Quieren que les enseñen; que los guíen.