MASISA, CChC y Echeverría Izquierdo apuestan por startups para aumentar productividad de la industria

  • Publicado por MASISALAB el jueves 26 de septiembre del 2019
  • Compartir en:

    Las empresas y el gremio se encuentran ejecutando un subsidio semilla creado por Corfo para impulsar la innovación en el sector, incubando ideas en etapa temprana para desarrollar nuevos materiales, soluciones tecnológicas y sistemas constructivos. ¿El desafío? Aumentar la productividad en una industria que se mantiene estática hace 20 años.

    Retrasos en los tiempos de construcción, errores en los procesos, toneladas de desechos y dificultades para vincular a los distintos actores del sector, son algunos de los “dolores” de la industria de la construcción que el fondo SSAF-D de Corfo pretende enfrentar, a través de la adjudicación de hasta 15 millones de pesos por proyecto para desarrollar ideas que solucionen estos problemas.

    Estos recursos fueron adjudicados a fines de 2018 por MASISA Lab en dupla con Industrial Draft; CChC con OpenBeauchef, CDT y CTeC, y Echeverría Izquierdo asociado con el Centro de Innovación UC y CIPYCS, lo que desembocó en tres convocatorias paralelas: Construcción Súper Eficiente, Digitalizar la Construcción y Construyamos Futuro, respectivamente.

    Cada una de ellas recibió decenas de postulaciones, principalmente de estudiantes recientemente egresados que están optando por el camino del emprendimiento y la innovación. Arquitectos, diseñadores, ingenieros, químicos, desarrolladores de software y otros profesionales presentaron sus proyectos para apalancar la productividad de la industria, cuya performance está estancada hace más de dos décadas. La mayoría de las propuestas tiene un fuerte foco en la economía circular e impacto social, aspectos claves en la innovación en construcción del futuro.

    “Se trata de soluciones innovadoras para enfrentar problemáticas muy relevantes, como la deficiente aislación térmica de las viviendas, el uso de diferentes desechos producidos en las obras, el acceso eficiente a cotización y compra de materiales y la reutilización de desechos domiciliarios o industriales. Las ideas – que van desde ladrillos o placas
    fabricados con desechos, hasta plataformas para vincular proveedores y empresas – apuntan a potenciar las ventajas de la economía circular, digitalización y automatización de procesos y disminución del impacto de la construcción en el medioambiente”, explica José Catalán, gerente de innovación de MASISA.

    Por su parte Patricio Donoso, presidente de la CChC, destacó que “tenemos el desafío de aumentar la productividad en nuestra industria y eso, sin duda, no lo vamos a lograr si seguimos haciendo lo mismo. Y para eso necesitamos generar los espacios y las, metodologías que nos permitan crear valor en nuestra industria y estas iniciativas apuntan en esa dirección”.

    Pablo Ivelic, gerente general corporativo de Echeverría Izquierdo, señaló que “estamos convencidos que para impulsar el desarrollo de la industria de la construcción en Chile, es fundamental buscar soluciones industrializadas y tecnológicas distintas a las que se realizan hoy en día. Es por eso que estamos generando espacios para pensar maneras diferentes de hacer las cosas, mejorar la productividad del sector y fortalecer la competitividad de las empresas de nuestro rubro.”

    Los proyectos que fueron seleccionados preliminarmente por los ejecutores pasarán ahora a Corfo para ser aprobados e iniciar su incubación. Se espera que cada uno logre llegar a un prototipo de producto mínimo viable, con miras a ingresar al mercado.