Entrevista con Martín Frankel, fundador del coworking más grande de Latam

  • Publicado por MASISALAB el lunes 12 de septiembre del 2016
  • Compartir en:

    Tras la búsqueda incesante por ofrecer a la masa trabajadora argentina un espacio cómodo, eficiente, agradable y a la vez innovador para trabajar, a comienzos de 2009 un ingenioso emprendedor de origen estadounidense y radicado hace 10 años en Buenos Aires decide formar el primer coworking en Argentina basado en el concepto del “third place” o tercer lugar, es decir, un híbrido entre 2 espacios tradicionales: la casa y la oficina.

    Así nace AreaTres, o A3, el que hoy está conformado por 4 espacios en Palermo y un Nuevo A3 –inaugurado en mayo de este año-, con 4,600 m2, transformándose en el coworking más grande de Latinoamérica y el HUB del ecosistema emprendedor de Buenos Aires.

    Para entender mejor cuál es el espíritu detrás de este modelo de trabajo y particularmente el que identifica a A3, entrevistamos a Martín Frankel, socio fundador de la empresa, quien repasa los principales logros de este emprendimiento y sus futuros desafíos.

    ¿Por qué crees que el modelo de cowork ha funcionado bien en Latam?

    El coworking está creciendo a un ritmo exponencial desde que nació en 2006. Responde a un cambio generacional y a una evolución en la forma de concebir un buen lugar para trabajar. A medida que va creciendo (ya son mas de 11.000 coworkings en el mundo), va ampliándose el target de gente y organizaciones que lo eligen y que hoy va desde emprendedores, freelancers y profesionales independientes, hasta startups, pymes y equipos de multinacionales.

    En general, lo que todo coworker valora y lo vuelve fiel a este sistema, son las conexiones valiosas con la comunidad de gente “piola” que los rodea. El valor de la inteligencia colectiva y pasión emprendedora que transmite y contagia.

    ¿Cómo y por qué A3 pasa de ser un lugar medianamente pequeño a transformarse en el espacio de cowork más grande de Latinoamérica?

    La comunidad que da vida y se desenvuelve en un coworking está limitada por los metros disponibles y hay cierta magia cuando tenés una comunidad estable de 300 A-players, a diferencia de si son sólo 20.

    Cuando tenés un espacio físico grande, podés desarrollar iniciativas abiertas e importantes, con una plataforma capaz de atraer contenido de primera, a los mejores hackathons, eventos y oradores. Cuando el coworking es de 250 m2 con sólo 20/30 asistentes, no es posible “hostear” un meetup o hackathon de primer nivel. Esa es la principal limitante. Por otra parte, hay una realidad de economías de escala con un coworking grande que también ayuda.

    ¿Cuáles son los planes a futuro de A3? ¿Tienen pensado entrar a otros países de la región?

    Nuestro enfoque hoy es terminar de establecer el Nuevo A3 como el HUB del ecosistema emprendedor en Buenos Aires, logrando atraer a 450 de los mejores proyectos y tener un calendario de contenido de primera que constantemente fluye por el espacio. Estamos bien encaminados con este objetivo y no dudo que en los próximos tres meses estaremos con ocupación plena y el objetivo logrado.

    El próximo paso es replicar lo que hicimos en Buenos Aires en otras ciudades regionales, buscando imponer un HUB donde se concentre una masa crítica del mejor talento y contenido.

    ¿Qué te ha parecido trabajar con MASISA Lab? Cómo visualizas esta relación a futuro?

    Ha sido una experiencia óptima. Empezamos hace unos 6 meses a conversar sobre el modelo y cómo podíamos ayudarlos a crear este nuevo concepto de aceleración para proyectos en verticales, que no suele ser el típico del mundo startup tecnológico. El equipo de Masisa es de primera; siempre abiertos a escuchar, aprender y con un compromiso real en esta iniciativa.

    Lo que más quisiéramos es seguir acompañándolos y creciendo juntos. Es exactamente el tipo de proyecto que queremos tener, dado el alto nivel de involucramiento que tienen con la comunidad emprendedora.

    Desde tu mirada como emprendedor, ¿cómo evalúas el ecosistema emprendedor de Argentina y Latinoamérica?

    Desde nuestro nacimiento hasta hoy veo un crecimiento enorme en el ecosistema Argentino, así como también en Latam. Cada vez hay más proyectos, herramientas, plataformas de apoyo y reconocimiento mundial sobre el alto nivel de talento local. Sin embargo, aún el ecosistema está muy fragmentado y justamente A3 lo que busca es resolver y crear un punto central.

    Tengo mucha fe que ya están las principales condiciones dadas, entre ellas, políticas públicas acertadas, el emprendimiento en el ADN de la sociedad, herramientas de apoyo, capital que fluye, instituciones educativas y ONG’s fomentando y apoyando a una masa crítica de proyectos en distintos grados de madurez. Todo esto sin duda permitirá construir un ecosistema cada vez más grande, vibrante y robusto.