“LA CONSTRUCCIÓN EN MADERA VA AUMENTAR SI CONSIDERAMOS SUS BENEFICIOS PARA COMBATIR EL CAMBIO CLIMÁTICO”

  • Publicado por MASISALAB el martes 21 de septiembre del 2021
  • Compartir en:

    Así de enfática es Francisca Lorenzini, gerente de innovación de Madera21, institución que acaba de liderar una nueva versión de la Semana de la Madera en nuestro país, en la que se conectaron más de 95.000 personas vía EmolTV en la inauguración y tuvo 22.000 visitantes. La experta en este noble material está convencida de que Chile puede generar importantes desarrollos locales e innovaciones en madera para el mundo.

     

    Captura de Pantalla 2021-09-21 a la(s) 10.18.02Contentos con los más de 22.000 visitantes que participaron de la “Semana de la Madera” que se realizó entre el 30 de agosto y el 4 de septiembre están en Madera21, asociación de la Corporación Chilena de la Madera (CORMA) que desde hace más de 15 años que organiza este encuentro en torno a la creación e innovación en madera para destacar las novedades y las innovaciones de lo que está ocurriendo en arquitectura, diseño, ingeniería, innovación y emprendimiento. Esta es una de las vitrinas más importantes de este noble material y tiene como fin generar una cultura de la madera en Chile y posicionarla como un referente a nivel mundial.

    Conversamos con Francisca Lorenzini, gerente de innovación de Madera21, sobre el foco de este importante encuentro llamado “Bioeconomía para un mundo sustentable” y para conocer su mirada de las principales tendencias de lo que está pasando con la madera y su impacto como material ideal para enfrentar el cambio climático.

    ¿Cuál fue el foco del que se habló en este encuentro de la madera?

    La Semana de la Madera es un punto de encuentro en torno a la creación e innovación en madera, en la que resaltan las áreas de arquitectura, diseño, ingeniería, innovación y emprendimiento. Este evento constituye una vitrina para relevar la madera en todas sus expresiones y busca fortalecer una identidad y cultura de la madera en Chile, al tiempo que transformarse en un referente a nivel latinoamericano.

    La bioeconomía ha sido el tema central de las últimas versiones de la Semana de la Madera, que este año cumplió 16 años, con más de 30.000 visitas presenciales en 2019 y medio millón de visitas virtuales anuales en 2020. Y acumulando más de 5.000 estudiantes y profesionales que han participado en sus concursos.

    Captura de Pantalla 2021-09-21 a la(s) 10.19.58La bioeconomía es “la producción, utilización y conservación de los recursos biológicos, incluidos los conocimientos relacionados, la ciencia, la tecnología y la innovación, para proporcionarle información, productos, procesos y servicios a todos los sectores económicos, con el objetivo de avanzar hacia una economía sostenible” (Global Bioeconomy Summit, 2018). Su naturaleza transversal ofrece una oportunidad única para abordar de manera integral importantes desafíos sociales interconectados, tales como la seguridad alimentaria, la dependencia de los recursos fósiles, la escasez de recursos naturales y el cambio climático, sin descuidar por ello los avances en desarrollo económico sostenible.

    La bioeconomía está llamada a jugar un rol clave en la sostenibilidad futura del planeta. Uno de sus pilares lo constituyen los árboles y su madera, de vital importancia para la descarbonización pues atrapan y almacenan CO2, contribuyendo así a mitigar los gases efecto invernadero. La innovación aplicada en el desarrollo de la madera y sus productos derivados ya ha producido avances notables en materiales de ingeniería y sistemas prefabricados de construcción, además de biomateriales, fibras textiles y bioenergía, entre otros.

    ¿Qué tipo de avances concretos han visto que se han producido en materiales de ingeniería y de sistemas de construcción, gracias a propuestas de innovación de desarrollo de la madera en el último tiempo?

    A nivel internacional se ha avanzado mucho en el desarrollo de materiales de ingeniería, como CLT, LVL, y otros productos que no son tan nuevos como la madera laminada y los tableros estructurales; pero que con la aparición de estos nuevos materiales se pueden reconfigurar en nuevas soluciones constructivas. Para estos nuevos materiales de ingeniería en Chile se están desarrollando normativas y estudios y prontamente ya los tendremos a disposición. Y por ejemplo en el tema de tableros, se desarrollan constantemente estudios para innovar en tableros con nuevas propiedades como resistencia al fuego, acústica o térmica. En términos de sistemas para construcción hemos visto el desarrollo de paneles prefabricados y módulos 3D, que se montan en sitio. Esto si bien no es una novedad, en Chile no existían, o muy poco, plantas de prefabricación con sistemas robotizados e integración con softwares de diseño, planificación y montaje.

    ¿Hacia dónde se encaminan las nuevas innovaciones de esta bioeconomía de la madera? ¿Cuáles son las tendencias que vienen en madera?

    La gran tendencia que vemos, y que es lo que plantea la bioeconomía, es pasar de materiales basados en recursos fósiles, a materiales basados en recursos naturales y renovables. Esto es un gran cambio de paradigma, por lo cual debe ir de la mano de la innovación, ciencia y tecnología donde se desarrollarán nuevos avances no solo en construcción, sino que también en todo tipo de elementos y objetos en base a biomateriales, que puedan reciclarse, reutilizarse o biodegradarse. Esto aplica para textiles, plásticos de todo tipo, vidrios, pilas, packaging, entre otros, además de bioenergía en distintos formatos.

    ¿Consideras que la madera ha ganado más espacio en Chile? Los arquitectos y la gente están construyendo más con madera? ¿Qué crees que nos falta como país para apostar más por este material?

    Creo que efectivamente estamos ahora en un punto de inflexión en Chile, donde estamos viendo por ejemplo viviendas en madera en Santiago, edificios en mediana altura y proyectos de edificios en altura, tanto desde el sector público, como privado y un especial interés del sector privado por utilizar este material.

    Otra señal por ejemplo, es que actualmente hay 3 diplomados para especializarse en madera y otros que vienen apareciendo. Creo que Chile está siendo un referente a nivel regional en términos de formación profesional, esperamos que pronto lo seamos también a nivel de formación técnica.

    Aún nos quedan grandes desafíos, desde la industria avanzar en calidad, certificación y dimensionamiento de los materiales enfocados especialmente en construcción. La madera es muy versátil y tiene diversos usos, pero es muy importante tener en cuenta que para construcción debe contar con ciertos estándares, como por ejemplo, el porcentaje de humedad, la protección e impregnación y el grado estructural. En términos de constructoras, el desafío es incluir en las planificaciones los sistemas prefabricados, los cuales solo se hacen competitivos cuando se integran variables como tiempo, reducción de residuos e impacto en el entorno, todas ventajas de estos sistemas. Pero estoy muy convencida que estamos en un momento en que la construcción en madera solo va a aumentar, considerando sus beneficios para combatir los efectos del cambio climático, sumado al desarrollo local e innovación que se puede generar desde Chile hacia el mundo.

    Captura de Pantalla 2021-09-21 a la(s) 10.04.45