---

Innovación en la construcción en Chile

La industria de la construcción es una de las más grandes del país. Incluso, se le ha llegado a denominar “el termómetro de la economía nacional”. ¿Qué es lo que hace tan importante a este sector? Por un lado, representa el 6,4% del Producto Interno Bruto del país y, por el otro, el 8,5% de los trabajadores chilenos se desempeña en ese rubro.

Innovación en la construcción: las últimas novedades en Chile

Debido a esto, es fundamental que los procesos logren eficiencia mediante la aplicación de la innovación en la construcción. ¿Cuáles son las últimas innovaciones que se han incorporado? A continuación, algunas de las ideas disruptivas que pretenden integrar soluciones eficientes y amigables con el medio ambiente:

Nuevos materiales

El estado actual del planeta en lo que se refiere a los niveles de contaminación es preocupante. Según la ONU, la falta de iniciativa de los líderes políticos, empresariales y públicos en cuanto a dejar de “utilizar modelos obsoletos de producción y desarrollo” tendrá un fuerte impacto en ciudades y regiones como Asia, Oriente Medio y África.

De ahí que el surgimiento de nuevos materiales que sean amigables con el medio ambiente, promoviendo la eficiencia energética y la economía colaborativa es una necesidad. Gracias a la innovación y la investigación, se están utilizando productos como bambú, hempcrete -mezcla de agua, cal y fibras de cáñamo que se usa como concreto-, pinturas de origen vegetal, ladrillos reciclados de plástico, madera contra laminada, entre otros.

Un ejemplo de ello es Tecsus Innovation SpA, una iniciativa de profesionales de la Universidad de Concepción que busca desarrollar materiales sustentables ofreciendo productos bio-basados y tecnologías verdes.

Otra iniciativa es Rootman, una empresa que entre su oferta sustentable se encuentra Thermoroot, un Colchón Radicular (CR) elaborado con una fibra 100% natural que funciona como aislante térmico, acústico y tiene resistencia al fuego.

Soluciones de realidad virtual

Uno de los retos de la Construcción 4.0 es potenciar la productividad de los proyectos por medio de incorporar tecnologías de otras innovaciones aplicadas en diferentes sectores, sin dejar de lado la sustentabilidad.

Dentro de esas innovaciones está el Building Information Modeling (BIM) o Modelado de Información para la Edificación. ¿En qué consiste? En usar software de modelado de edificios en 3D y en tiempo real. Producto de esta tecnología, los gestores de los proyectos pueden disponer de información completa de la obra, es decir, conocer sus dimensiones, la geometría, características de los materiales requeridos, la información geológica del emplazamiento, entre otros datos útiles para agilizar y perfeccionar la obra en construcción.

Es el caso de FourdPlan, un sistema de control y monitoreo que usa información del total de materiales, cronogramas y modelación 3D. Gracias a una base de datos, se facilita la interacción entre estos tres componentes.

Hay que tener en cuenta que, para 2020, en Chile será obligatorio el uso de BIM para los proyectos de las organizaciones públicas incorporadas al Plan Bim, una estrategia que tiene como objetivo modernizar la industria.

Maquinaria inteligente

La robótica está proporcionando grandes oportunidades a la industria de la construcción. En la actualidad, existe maquinaria que permite realizar tareas que para el ser humano requieren grandes inversiones de esfuerzo y dinero. Por ejemplo, labores como excavaciones, albañilería, demolición, soldadura o topografía pueden realizarse de manera más rápida y económica por parte de las máquinas.

En esta categoría, también se puede nombrar el uso del Internet de las Cosas y la impresión 3D, la cual ofrece la posibilidad de fabricar objetos a gran escala y con precisión.

proFábrica es una plataforma de fabricación de series cortas para productos y proyectos en base a tableros. Su modelo de negocio es “on demand”, permitiendo, de esta manera, la gestión eficiente de los recursos.

Aunque estas son algunas de las últimas tendencias, todavía se puede hacer mucho para incentivar la innovación en la construcción en Chile. La idea es seguir desarrollando tecnologías que representen soluciones para distintos procesos y que sean ecológicas. MASISA Lab acelera y apoya emprendimientos que permitan modernizar los procesos de esta industria en el país.

Volver