---

ENTREVISTA VANEZA CAYCHO

“Somos parte de la cuarta revolución industrial”

Esa es la opinión de Vaneza Caycho, fundadora de iFurniture, quien sabe muy bien lo que es emprender en la industria de la arquitectura, diseño y construcción.

Como parte del proceso de “evangelización” de su iniciativa Corporate Venture Journey 2018, MASISA Lab se encuentra por estos días Lima, Perú, en busca de proyectos con posibilidad de ser acelerados y escalados a nivel Latinoamericano.

Para conocer un poco más sobre la realidad de emprendimiento en el país vecino -sobre todo en la industria de la arquitectura, diseño y construcción-, quisimos conocer la historia de Vaneza Caycho, fundadora de iFurniture, startup de carpintería digital que diseñó un modelo aplicable y escalable internacionalmente.  iFurniture propone una plataforma de e-commerce que conecta diseñadoras con usuarios y una red de carpinteros – productores locales y Fab Labs – para lograr la fabricación personalizada de productos y mobiliarios, donde el usuario pueda elegir medidas, color, material y así personalizarlo, siendo parte del proceso creativo del diseño.

Cuéntanos un poco de tu empresa ¿Cómo nace iFurniture y qué te inspiró a emprender?

iFurniture nace como un proyecto que comenzó conmigo, Vaneza Caycho, nieta de un carpintero ebanista. En 2014 fusioné las prácticas artesanales de carpintería integrando tecnologías de fabricación digital en un laboratorio de investigación en la UNI (Universidad Nacional de Ingeniería) dentro del diplomado de especialización del Fab Academy, impartido por el CBA del MIT (Massachusetts Institute of Technology). El primer logro fue ser reconocidos como uno de los 20 proyectos más influyentes de fabricación digital en el mundo en el Fab Awards 2014 Barcelona, España. Al final del mismo año fue seleccionada entre los 5 proyectos con base tecnológica en una Incubadora de Negocios, para iniciar su periodo de incubación y modelo de negocio.

Uno de los motivos que me inspiró a emprender es demostrar el alto potencial que pueden tener las herramientas tecnológicas en industrias tradicionales, involucrarse con la realidad del oficio de la carpintería y fomentar tecnologías innovando en procesos industriales, productos y formas de comercialización, logrando los primeros pasos para que este sector recobre ese valor tradicional, cultural y altamente creativo.

¿Cuáles son tus principales productos y qué es lo más vendido?

Nuestros principales productos de diseño industrial contienen ensambles digitales, juntas a presión y fácil armado. Son desarrollados por una comunidad de diseñadoras makers denominada Women Designers. Por ello la innovación de nuestros diseños se basa en la capacidad creativa de una red mundial de diseñadoras y la precisión en su fabricación digital. Nuestros productos son flexibles, modulares, armables, dinámicos y ahorradores de espacios, innovando hasta en la robótica para muebles. Tenemos líneas de diseños tales como: iCoworking, iHome, iKids, iChritsmas, FurniToys, Halloween, etc. Actualmente lo más vendido son nuestros mobiliarios de Coworking, en especial la Pizarra iMessage.

¿Cómo es su modelo de negocios?

Actualmente estamos desarrollando un modelo de negocio de 3 aristas a través de iFurniture Store, una plataforma de comercio electrónico que conecta a usuarios, diseñadores y fabricantes de muebles. Para la creación de nuestra plataforma web y visualización de los productos personalizados venimos desarrollando la tecnología OpenGL con aplicaciones que producen gráficos 2D y 3D. Aquí ofreceremos de manera online mobiliarios y productos de diseño industrial donde el usuario puede personalizar cualquier mobiliario eligiendo modelo, tamaño, color, material y participar de la personalización de su propio producto. Estamos creando un nuevo proceso industrial utilizando tecnología Fab Lab que consiste en un modelo de fabricación distribuida donde derivamos la producción localmente a centros de corte y prototipado que cuentan con maquinarias y procesos industriales.

¿Cómo ha sido la experiencia de emprender en Perú?

Definitivamente de mucho aprendizaje. Muchos actores locales del ecosistema del emprendimiento están sentando bases para incubar o acelerar startups, más aún de hardware como nosotros, que comercializamos productos físicos. Han sido 3 años donde iFurniture ha sido parte de este crecimiento, siempre acompañado de la mano por la Incubadora designada por StartUp Perú. Además, los medios de comunicación generaron gran impacto en el usuario, el que hemos venido sobrellevando, sistematizando algunos procesos y los procedimientos industriales.

¿Cómo describirías el mercado de la carpintería digital actualmente? ¿Crees que esta tecnología va a tomar precedente? ¿Qué oportunidades ves a mediano y largo plazo?

La carpintería digital es un concepto que describe perfectamente la fusión de la carpintería tradicional y la fabricación digital. Somos parte de la cuarta revolución industrial, estamos en la era del conocimiento y transformación digital. Bajo esta realidad cada vez más cercana, los empresarios carpinteros toman conciencia de que las herramientas tecnológicas para la fabricación de muebles ya llegaron al país, y que aprender de ellas genera una mejora en la productividad, sistematización y optimización de recursos. La producción masiva de mobiliarios ante la demanda de mercado que comienza a crecer es claramente importante. Un alto porcentaje de usuarios de sectores socio-económicos AyB buscan innovación en los productos, personalización y mobiliarios que se adapten a espacios más reducidos, departamentos más pequeños, familias jóvenes. Es allí, donde la carpintería digital es la solución para resolver esta realidad.

Por supuesto que esta tecnología va a formar parte de una forma de producción masiva personalizada. Además, cada vez el consumo por internet a través de plataformas de e-commerce son mejores aceptadas por los usuarios; en unos 5 a 10 años esta modalidad de consumo se aplicará a muchas industrias incluyendo a la de muebles. Para ese tiempo, los sectores industriales de la mano con el gobierno y el Ministerio de la Producción deberán estar capacitados para afrontar toda nueva forma de industrialización que demande invertir en una mejor infraestructura en maquinarias y recurso humano calificado.  Esta es una oportunidad de contar con fabricantes locales y fabricación distribuida.

Recientemente MASISA Lab lanzó en Lima, Medellín, Santiago y Miami, una iniciativa llamada Corporate Venture Journey, cuyo propósito es atraer emprendedores ligados a la industria del diseño, la arquitectura e innovación. ¿Crees que este tipo de iniciativas facilitan la aceleración de la fabricación digital?

Las empresas relacionadas directamente con el sector son parte de esta cadena productiva sistematizada de la cuarta revolución industrial y no deben estar alejadas del “coche” de la transformación digital, donde se han ya se han validado y recortado procesos industriales que provenían de sistemas tradicionales. Los materiales que se utilizan para fabricación digital toman importancia ya que deben cumplir con ciertas características técnicas. Y es ahí, en ese punto de invertir en una mejor capacitación al recurso humano – carpintero, diseñador, operarios – a través de un financiamiento de inversión, donde contar con una iniciativa de financiamiento y aceleración para que este fortalecimiento sea más rápido y eficiente es una iniciativa totalmente importante. Es más, no he visto muchas iniciativas del sector en el ecosistema que apuesten por la industria de la fabricación digital. Además, en otros países los avances tecnológicos están velozmente avanzando y en Latinoamérica tenemos las suficientes herramientas para un mejor desarrollo en un menor tiempo.

 

Volver