“TODO EMPRENDEDOR MERECE UNA CONVERSACIÓN”

  • Publicado por MASISALAB el jueves 06 de febrero del 2020
  • Compartir en:

    Ese es el principal credo de Terracota Ventures, el primer fondo de venture capìtal de Brasil enfocado en la industria de la construcción.  Recientemente uno de sus fundadores estuvo de visita en Chile y en esta entrevista nos cuenta acerca de las oportunidades del mercado brasileño y el atractivo de MASISA Lab para impulsar la innovación de manera cada vez más disruptiva.

     

    Ha sido ejecutivo en la industria de Tecnología de la Información (TI) durante más de dos décadas, trabajando en compañías tecnológicas brasileñas de alto perfil como Totvs y Softplan. Durante su MBA en la Fundação Dom Cabral, comenzó de lleno a investigar sobre la innovación abierta y cómo las empresas pueden descubrir nuevas opciones estratégicas combinando sus capacidades principales con las de startups y empresas tecnológicas emergentes. En los últimos tres años, se ha centrado en utilizar la inversión en empresas de base tecnológica para transformar la cadena de valor de la construcción.

    Nos referimos a Marcus Anselmo, cofundador de Terracota Ventures, el primer fondo de venture capital de Brasil, enfocado en Constructech y Proptech, que busca invertir en las mejores compañías ligadas al mundo inmobiliario y de la construcción para desarrollar negocios de base tecnológica con alto potencial de crecimiento. Recientemente estuvo de paso por Chile, participando del encuentro Constructec Latam 2020 y en esta entrevista nos cuenta acerca de la experiencia de Brasil en estas materias y las oportunidades para los emprendedores de la región. 

     

    ¿Cómo describirías el ecosistema de innovación en Brasil? ¿Podemos decir que se está convirtiendo en un nuevo centro de inversión para startups de Latam?

     

    Es un ecosistema en auge. Tenemos varios unicornios, 2 de ellos en la industria de la construcción. También tenemos un escenario de fondos completamente estructurado, con inversionistas desde la etapa inicial hasta en grandes fondos multinacionales como Softbank. Las empresas establecidas también están bien activas y muchas de  ellas apostando por innovación abierta e incluso algunas iniciando inversiones. El soporte es diverso con aceleradoras e incubadoras y el calendario de eventos de innovación es bastante variado.

    Tal como mencioné durante mi estadía en Chile, hoy las áreas más atractivas en Brasil para emprendedores e inversionistas experimentados en el mundo de la construcción son las ligadas a la serialización/industrialización, el marketing digital y la cadena de suministro, así como nuevas formas de vender/alquilar y servicios de vivienda. 

    Con una economía enorme, Brasil tiene el potencial de impulsar la innovación en Latinoamérica, pero necesitamos mejorar nuestra conexión con países de habla hispana, especialmente en industrias con altas sinergias como la construcción. Por eso era tan importante nuestro vínculo con MASISA Lab.

     

    ¿Cuáles son sus planes y principales desafíos para este 2020?

    En el primer semestre estamos enfocados en firmar el primer cierre del fondo, lo que nos tiene muy entusiasmados. Si bien tenemos mucho interés en esto, somos bastante selectivos a la hora de elegir a quién traemos a bordo para poder invertir en la oportunidad más prometedora. El principal desafío es sincronizar el tiempo de recaudación de fondos con las oportunidades de inversión actuales. Se están produciendo acuerdos muy interesantes el primer semestre y queremos mostrarles a nuestros potenciales inversionistas que el tiempo es esencial para obtener los mejores acuerdos.

     

    ¿En qué tipo de proyectos les gustaría invertir? ¿Cómo una empresa de este tipo puede acceder a ustedes?

    Tenemos varias áreas de interés para invertir, pero últimamente nos hemos centrado en viviendas flexibles (convivir y compartir), Fintechs inmobiliarios, serialización/industrialización de la construcción y digitalización de la cadena de suministro. Sin embargo, después de estar en Santiago, comencé a buscar también nuevas empresas de materiales; he visto algunas cosas prometedoras y tengo curiosidad por saber quién probará modelos de negocio escalables basados en nuevos materiales para la construcción.

    Estamos bastante comprometidos con el ecosistema de startups. Nuestro credo es que “Todo emprendedor merece una conversación” y nos esforzamos mucho para exprimir todos los contactos que tenemos en nuestra agenda, incluso si es solo para una retroalimentación o una sesión de tutoría. Las personas pueden conectarse con nosotros a través de nuestras redes sociales o al sitio web de nuestra empresa, y estamos entusiasmados de poder ayudar, porque así es como descubrimos a los emprendedores más prometedores.

     

    ¿Qué les parece el trabajo que está realizando MASISA Lab en Chile?

     

    Me impresionó bastante en realidad. MASISA tiene una visión muy completa de la innovación, desde la mejora de procesos, proyectos internos, hasta compromisos e inversiones en ecosistemas. Las TI también fueron capaces de conectar sus principales capacidades con innovadores externos, logrando, por ejemplo, usar sus canales de ventas para implementar los productos de sus startups. Su visión del ecosistema también va más allá de lo obvio, al pensar en formas de aprovechar los activos intangibles (por ejemplo, la red de carpinteros) para impulsar la innovación. Creo que MASISA está en una posición única para avanzar unos pasos más en impulsar la innovación de manera profundamente disruptiva.