RADIOGRAFÍA AL ECOSISTEMA EMPRENDEDOR DE BRASIL

  • Publicado por MASISALAB el viernes 26 de agosto del 2016
  • Compartir en:

    Vitor Andrade, Director del programa Start-Up Brasil, desmenuza la realidad de las startups de su país y destaca la importancia de contar con iniciativas como MASISA Lab para impulsar la innovación.

    El crecimiento y la maduración del ecosistema de startups en Brasil se ha convertido en una alentadora noticia para los brasileños en medio de la crisis que atraviesa el país, terminando un el 2015 con más de 4 mil empresas en etapa temprana ubicándose en el mercado, según los datos entregados por la Asociación Brasileña de Startups (ABStartups).

    Uno de los grandes aceleradores de esta situación es Start-Up Brasil, iniciativa del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovación y Comunicaciones (MCTIC), que fue lanzada en octubre del 2012 -como parte del Programa de TI Mayor- con el fin de apoyar el desarrollo de nuevas empresas de base tecnológica que desarrollan y/o utilizan herramientas de software, hardware y/o servicios de TI como parte de la solución.

    Start-up Brasil, cuya gestión operativa es realizada por Softex en asociación con las aceleradoras de empresas, ha recibido hasta la fecha 2.855 inscripciones, tanto de Brasil como del extranjero, dando apoyo a 183 startups de 17 estados brasileños y 13 países.

    Vitor Andrade, Director del programa, destaca los principales cambios implementados durante poco más de tres años que lleva la iniciativa:

    • Mayor distribución geográfica y diversidad de competencias de las aceleradoras asociadas a Start-Up Brasil.
    • Mayor exigencia en la selección de aceleradoras.
    • Mayor atracción de startups de hardware.

    Con gran experiencia en el temas de emprendimiento y acompañamiento a startups, Vitor nos da su visión acerca de las características de Brasil en materia de innovación y si es o no un terreno fértil para impulsar el ecosistema a nivel regional.

    “São Paulo, una de las principales ciudades de Brasil, es considerada la mejor ciudad para el desarrollo de startups en América Latina (12o lugar, en general) de acuerdo al Startup Ecosystem Report, informe global realizado por Compass. Si bien todavía existen algunas brechas que necesitan ser llenadas, el emprendedor brasileño tiene a su disposición una serie de acciones y herramientas desarrolladas por organizaciones públicas y privadas para empezar su startup y desarrollarse de forma acelerada. El ecosistema de early stage ha madurado mucho en los últimos años debido a una mayor profesionalización de las aceleradoras como también a los inversionistas-ángeles, al surgimiento de fondos de Venture Capital y a programas gubernamentales enfocados en empresas en etapa temprana y, más recientemente, a un mayor involucramiento de las grandes empresas con las startups. Otro aspecto importante, y que ya empieza a ser conocido en Brasil, son los eventos de desinversión (exits), momento en que la startup es adquirida y los emprendedores y sus inversionistas obtienen el retorno de la inversión que realizaron anteriormente”.

    ¿Cuál dirías ha sido el principal aporte de Startup Brasil en el ecosistema local?

    Considero que Start-Up Brasil ha tenido un un rol muy importante en la maduración del ecosistema de inversión en early stage en Brasil. La aceleración impulsada por las aceleradoras -sumada a los recursos del gobierno para investigación, desarrollo e innovación- permitió a los emprendedores dedicarse plenamente al desarrollo de sus startups y a atraer profesionales claves para su negocio.

    Asimismo, para las aceleradoras asociadas al programa, Start-Up Brasil ha sido beneficioso porque ha contribuido con la prospección de startups innovadoras de distintas partes de Brasil y del mundo; con recursos financieros para que las startups puedan desarrollarse más rápido; y con el acercamiento entre las distintas aceleradoras para compartir buenas prácticas de aceleración, lo que dio como resultado la creación de ABRAII – Asociación Brasileña de Aceleradoras a fines de 2014..

    ¿Qué emprendimientos apoyados por Start-Up Brasil te gustaría destacar?

    A lo largo de estas 2 ediciones, me gustaría destacar principalmente 3 startups:

    MaxMilhas: marketplace de millas aéreas. MaxMilhas conecta personas que quieren vender sus millas con aquellas que quieren viajar y economizar dinero. Con MaxMilhas es posible economizar hasta el 80% en la compra de un pasaje aéreo. La empresa está creciendo de forma acelerada y su facturación ha superado los R$ 7 millones en 2015. Sitio Web de la empresa: www.maxmilhas.com.br

    Superplayer: Es un servicio de recomendación musical que une la expertise de curadores musicales con la tecnología y un proceso editorial de categorización de contenidos que busca entregar una playlist ideal para cada situación y persona. Con más de 10 millones de usuarios desde su lanzamiento en 2013, es uno de los líderes en el mercado de streaming de música en Brasil. En 2016, Superplayer lanzó Zak, robot (bot) que recomienda playlists, dentro de la app Slack y Messenger del Facebook (uno de los primeros bots en esa plataforma). Sitio Web de la empresa: https://www.superplayer.fm/player

    Portal Telemedicina: Portal Telemedicina es una central médica online para la interactividad y colaboración entre especialistas del área de la salud y la población. Ellos utilizan inteligencia artificial para automatizar el flujo de exámenes y posibilitar la comercialización a gran escala. Sitio Web de la empresa: http://portaltelemedicina.com.br/

    ¿Qué te parece lo que está realizando MASISA Lab actualmente? ¿Piensas que se necesitan más iniciativas de este tipo en Brasil?

    Considero que el acercamiento de las grandes empresas a las startups es un paso esencial para la maduración del ecosistema. Éstas pueden contribuir de diversas formas: ya sea como cliente, adquiriendo productos y servicios de las startups; como partner, desarrollando en conjunto productos y servicios; como inversionistas en etapa temprana; o, incluso, como comprador de startups en procesos de fusión y adquisición.

    En Brasil, la participación de las grandes empresas en el ecosistema de startups es bastante reciente, pero se ha acelerado bastante en poco tiempo, sobre todo a partir del 2014. Si antes la participación de las grandes empresas se limitaba a programas de innovación abierta, hoy han surgido varias iniciativas de Corporate Venture para la inversión en startups.

    MASISA Lab, a través del Leanplay, puede hacer un aporte relevante para el ecosistema brasileño de startups, pues ofrece mentoria, conocimientos y canales que permiten a las empresas conocer los problemas de la industria de la arquitectura, diseño y construcción, y desarrollar soluciones adecuadas a esa realidad. Además de eso, el aporte de recursos financieros permite que la startup se dedique al desarrollo de nuevos productos y servicios.

    El foco en una industria específica también contribuye en la aparición de startups que cuenten con equipos multidisciplinarios, donde participan no sólo a profesionales de TI y negocios, sino también a arquitectos, ingenieros y diseñadores, que son finalmente los que más conocen los problemas de esta industria.