C+T y su apuesta por expandir la construcción en madera en Chile y Latinoamérica

 

Este proyecto acelerado por MASISA Lab tiene su objetivo claro: “queremos que más profesionales se atrevan a diseñar y construir con madera. No sólo por su nobleza, adaptabilidad, versatilidad y cualidades estéticas, sino principalmente por valor ecológico como sustituto renovable de otros materiales más intensivos en uso de energía y causantes de altas emisiones de CO2”.

Marcelo González es ingeniero y un amante de la docencia. Ha hecho clases en distintas universidades de la Región del Bio Bío, principalmente a ingenieros civiles, y en 2014, durante un curso que impartía sobre estructuras en madera, se dio cuenta de una realidad que lo alarmó: sus alumnos no estaban motivados a diseñar y/o construir con madera, material de origen noble y abundante en nuestro país. “Esto dado que, por su naturaleza, requiere muchas verificaciones de cálculo. Buscando la manera de incentivar a mis alumnos en el uso de ella y evitar que siguieran apostando por acero y hormigón por sus menores complicaciones, surgió la idea de crear una solución que facilitara su uso”.

Así nace C+T, el primer software de diseño eficiente en estructura en madera, que además promueve la construcción sustentable y eficiencia energética. Marcelo tenía todos los conocimientos técnicos asociados al uso y construcción en madera, pero necesitaba el apoyo de alguien con experiencia digital. De esta manera, decide asociarse con su amigo Julio Astudillo, Ingeniero Civil Mecánico especializado en tecnología y simulación, y juntos desarrollan el primer prototipo en septiembre de 2015, lanzando definitivamente el software en 2016. Hoy C+T,  con un poco más de año de vida, ha entregado casi 600 licencias a profesionales (principalmente arquitectos e ingenieros) y a universidades, y para 2018, su meta es superar los $200 millones en ventas y alcanzar los 1.000 usuarios provenientes de Chile y Latinoamérica.

“Nuestra intención es crecer en la región y abordar inicialmente los mercados de Argentina, México, Colombia y Brasil, adaptando nuestra metodología de cálculo a las exigencias de cada uno. Queremos también que más y nuevos profesionales se atrevan a innovar y perderle el miedo a diseñar y construir con este material”, explica Marcelo.

Para él, la madera siempre fue una apuesta. Posee una visión y aspiración que va más allá de lo netamente estructural. Para Marcelo la madera es una forma de ver, construir y transformar el mundo. “Mi apuesta profesional, desde que salí de la universidad a trabajar, fue incentivar proyectos que promuevan el uso de madera por sus notables atributos de sustentabilidad y aportes en materia de ahorro de energía y reducción de emisiones de CO2”.

Por tal motivo, Marcelo es un convencido que C+T logrará el impacto y escalamiento que se han propuesto. Hoy el mundo exige procesos más sustentables y respetuosos con el medioambiente, y es aquí donde surge una gran ventaja competitiva para los socios de C+T.

Pero no sólo en este ámbito el software de origen penquista tiene potencial,  sino además en el ahorro de tiempo que significa el uso de éste para los distintos profesionales. “Con C+T la reducción del tiempo de diseño es casi de un 50 por ciento. Es decir, si la ingeniería de una casa de 200 metros cuadrados se demora dos semanas, con nuestro software se puede demorar una. Esa es nuestra principal propuesta de valor: que los usuarios puedan diseñar en madera de manera rápida, sencilla y práctica”.

Posiblemente esas ventajas fueron las que atrajeron a los creadores del Mercado de Castro, ubicado en la provincia de Chiloé, quienes utilizaron el software C+T para diseñar una estructura que cuenta dos niveles y una superficie de 4.350 metros cuadrados, compuesta por un sistema estructural mixto integrado por marcos rígidos de madera laminada y muros de hormigón armado.

Otros que apostaron por C+T fueron los dueños del tradicional Café Cassis, quienes eligieron una tradicional y acogedora estructura de ciprés de la cordillera para levantar un nuevo local en Concepción.

Los resultados de estos y otros proyectos, le han valido a C+T variados reconocimientos, entre los que destaca recientemente la entrega del Premio Nacional de Innovación Avonni Campomar 2017. Para ellos, esto es un pequeño indicador de que van por el camino correcto y, sobre todo, es una muestra de la importancia de contar con el apoyo de terceros para avanzar en el desafío de emprender.

“Uno de ellos es MASISA Lab. A comienzos de año, nos invitaron a dar una charla para el lanzamiento de una convocatoria y finalmente terminamos formando parte de ésta. Fuimos elegidos entre varios participantes y hoy somos parte de sus proyectos acelerados, lo que nos ha significado un tremendo aporte por sus conocimientos en modelos de negocio y mercados internacionales”.

Más información y acceso a una demo gratuita en www.eligemadera.cl

Volver