Entrevista Andrés Reid

Crowdfunding x Recompensa: “Un terreno muy fértil para poder tomar decisiones en el corto plazo”

  • Publicado por MASISALAB el jueves 21 de abril del 2016
  • Compartir en:

    Andres Reid 2

    Se dice que el reloj inteligente Pebble, financiado en Kickstarter –la plataforma de recompensa más importante del mundo- ha sido uno de los cinco proyectos de Crowdfunding más exitosos de la historia de esta plataforma, con 10,2 millones de dólares conseguidos por medio de la venta en verde.

    ¡Qué emprendedor no soñaría con obtener ese resultado! Bueno, eso es precisamente lo que persigue Crowdfunding.cl: dar a productos innovadores y a emprendedores ávidos por crecer la posibilidad de brillar y, por qué no, ser un éxito mundial como Pebble.

    Ésta es una iniciativa chilena que potencia proyectos de gobiernos, fundaciones, empresas y emprendedores, de todo el mundo, que quieran usar herramientas de crowdfunding para generar soluciones innovadoras a distintos desafíos. Su fundador, Andrés Reid, la califica como una “metaplataforma”, ya que ellos no reciben compradores directamente, sino que asesoran y ayudan a diferentes emprendedores o instituciones a elegir la plataforma más adecuada para cada proyecto y desarrollar una exitosa campaña de financiamiento. Para ello tienen alianzas con las reconocidas Kickstarter e Indiegogo, donde no cualquier emprendedor o producto puede entrar.

    “Gracias a nuestra experiencia, identificamos muy rápidamente los proyectos que tienen valor y potencial de exportación. Eso sí, es fundamental que ese proyecto sea un producto único, con capacidad productiva para soportar una alta demanda”, explica Reid.

    Andrés se convenció hace 4 años que el Crowdfunding era lo suyo y una oportunidad real para emprendedores cuando por la prensa conoció el proyecto español Ostrich Pillow – almohada para dormir en espacios públicos-, que se hizo famoso gracias al Crowdfunding y que en menos de una semana consiguió el financiamiento que necesitaba.

    El caso de esta almohada o el reloj Pebble son ejemplos claros y exitosos de cómo funciona el Crowdfunding de recompensa, donde una persona invierte en un determinado proyecto y recibe a cambio el producto concreto con descuento. A su vez, el emprendedor logra “testear” su producto, saber si tendrá suficiente demanda y desarrollar una hoja de ruta para los próximos meses.

    “Si bien queremos meternos en todo tipo de crowdfunding, en el que más vemos valor para partir un emprendimiento es en el Crowfunding de recompensa, entendiendo que es un terreno muy fértil para poder tomar decisiones en el corto plazo. En primer lugar, porque tiene menos barreras legales y luego, porque el inversionista recibe algo a cambio de manera tangible, lo que en culturas como la nuestra es muy bien recibido”, explica.

    Si bien la recompensa es un gancho poderoso para los inversionistas, el modelo no debe estar exento de dificultades ¿Cuáles son las principales con las que se han encontrado?

    Principalmente lo que nosotros llamamos el efecto “Santa Claus o Robin Hood”, donde las personas no entienden la solemnidad que este sistema tiene y terminan fracasando estrepitosamente. Debe tener las condiciones básicas antes tomar la decisión de entrar: que su producto sea diferenciado y novedoso, exportable y con alta capacidad productiva.

    La otra gran barrera es la mentalidad de engaño que prima entre los latinoamericanos. Aún las personas piensan que el producto no les va a llegar después de su inversión y que todo esto puede ser una gran estafa. Pero eso cada día está cambiando más y plataformas como Kickstarter, por ejemplo, tienen tasas de fraude casi nulas.