CORPORATE VENTURE CAPITAL DE MASISA CULMINA EL AÑO CON BUENOS RESULTADOS

  • Publicado por MASISALAB el lunes 23 de diciembre del 2019
  • Compartir en:

    Uno de los proyectos del portafolio de MASISA Lab -aceleradora de negocios de la compañía- culminará este año ingresando a dos nuevos mercados de Latinoamérica, demostrando así que el modelo de inversión desde grandes corporaciones a startups funciona y puede tener positivos impactos para ambos lados.

     

    Cuando en 2010 los hermanos Mario y Pablo Palma viajaron a Europa, jamás pensaron que esa experiencia cambiaría por completo sus vidas. Siempre tuvieron la inquietud de innovar y buscar materiales más sustentables para la construcción, lo que durante esa visita adquirió más sentido al descubrir las bondades el corcho como material aislante, térmico y sustentable. Convencidos de sus atributos, deciden importar la materia prima desde Portugal -país con muchos alcornoques- para elaborar un revestimiento ecológico que adquiere una contextura de pasta, la que con el paso de las horas adquiere una textura ideal para ser utilizada en fachadas, techumbres, exteriores de piscinas e incluso en maquinarias de la industria minera que trabajan a altas temperaturas.

    Así nace Isolcork, empresa con casi 10 años de experiencia en la entrega de soluciones en corcho para la construcción, que cuenta con oficinas comerciales en Santiago y Concepción, y una planta de producción en la comuna de Quilicura. El valor agregado de esta solución, a diferencia de otras tradicionales del rubro –prymer, impermeabilizantes y terminaciones texturadas (marmolina, orgánica o cuarzo)-, es que ésta no se desprende del muro ya que es resistente a la humedad, es impermeable, térmica y permite la protección de fisuras. Asimismo, disminuye en ⅓ los tiempos de instalación y en 25% el costo de producto instalado frente a las actuales soluciones.

    Como todo emprendimiento, en el camino necesitaron de inyección de capital y el apoyo de inversionistas y/o mentores que les ayudarán a construir su estrategia de negocio a mediano y largo plazo. Es así como se acercan a MASISA Lab,  aceleradora de negocios de MASISA, y le presentan su solución de corcho proyectado, la que logra convencer al equipo, pasando a ser parte de su portafolio de proyectos el 2 de octubre del 2017.

    “Isolcork fue el resultado de una inversión conjunta de MASISA -a través de MASISA Lab y nuestros fondos de inversión corporativos – y UDD Ventures. Nuestra visión como Corporate Venture Capital siempre ha estado basada en la colaboración y coinversión. Así como hemos trabajando de manera conjunta con UDD Ventures, también lo hemos hecho con Dadneo, coinvirtiendo juntos los 3 en otros 5 emprendimientos., explica Mauricio Matus, Líder de MASISA Lab.

    ¿Por qué MASISA puso la mirada en este proyecto y decide sumarlo a su portafolio? “Isolcork posee un producto muy interesante y versátil para la industria de la construcción. En 2017, cuando los conocimos, ya tenían clientes y casos reales que validaban su tecnología y factores de diferenciación, lo que evidentemente llamó nuestra atención. Por otra parte, Isolcork nos abre la puerta a una industria de exterior en la construcción que nos interesa mucho incursionar para detectar oportunidades de innovación o nuevos negocios de soluciones”, enfatiza Matus.

    De esta forma, ambos ganan y hoy, gracias al apoyo de MASISA Lab, Isolcork no solo está presente en todo Chile a través sus propios canales de venta y Homecenter Sodimac, sino también han logrado ganar un espacio en Colombia y recientemente Ecuador.

    El rol de MASISA en este proceso de internacionalización es básicamente asumir un papel de coordinador e integrador, aportando con su conocimiento de la industria, redes de contacto y la plataforma comercial de la compañía en los países donde tiene presencia, siendo el distribuidor oficial en los países donde opera.

    “Hasta la fecha Isolcork ha logrado sus primeras ventas y aplicaciones en Colombia y para el primer semestre del 2020 ya hay especificaciones desde 40.000 a 64.000 metros cuadrados. Si bien MASISA cumple un rol en la última milla como distribuidor, ellos también han sabido detectar otras oportunidades y son reconocidos por sus logros en el ecosistema de innovación, donde han sabido aprovechar una serie de apoyos de actores clave como UDD Ventures, Prochile y Corfo”, explica Mauricio Matus.

    Para el 2020 los planes de Isolcork son consolidar los mercados de Chile, Colombia y Ecuador, articulando toda la cadena de valor para el éxito comercial del producto y comenzar a abrir el mercado de México. “Hoy estamos presentes desde Arica a Punta Arenas a través de tiendas Sodimac. En Colombia y Ecuador por medio de MASISA, llegando a diversas zonas con un modelo de especificación enfocado en proyectos. Ahora el desafío es entrar a México, un mercado grande y exigente, donde estamos seguros podemos satisfacer la demanda aprovechando toda nuestra experiencia ganada estos últimos años”, asegura Mario Palma, uno de los fundadores de la empresa.

    Al igual que con Isolcork, MASISA Lab tiene previsto al menos otros 5 procesos de integración y desarrollo de soluciones en conjunto con el resto de emprendimientos de su portafolio. “Nuestro objetivo es que producto de esa integración ambas partes salgan favorecidas. Por un lado, las startups, con la posibilidad de escalar y llegar a otros mercados con una asesoría integral de nuestra parte y, por otro lado, MASISA, con una propuesta de soluciones comerciales enriquecida que genere un mayor volumen de ventas para la compañía”, enfatiza Matus.