Corporate Venture Capital: atractiva alternativa para startups

  • Publicado por MASISALAB el lunes 07 de enero del 2019
  • Compartir en:

    Iniciar un emprendimiento es una de las ideas que más réditos y beneficios puede generar a una o un grupo de personas. Sin embargo, posicionarse en un mercado exigente se traduce en muchos riesgos que es necesario afrontar. De hecho, ocho de cada diez emprendimientos fracasan en Chile por faltas de una estrategia efectiva en la planificación, financiamiento y ejecución del proyecto.

    Debido a lo anterior, es necesario que se consideren alternativas para acelerar las empresas, así como también fuentes de financiamiento. Para aquello existe una solución que se debe evaluar.

    ¿Qué es un Corporate Venture Capital?

    Es un tipo de operación financiera, traducida como “capital de riesgo” que consiste en la aportación de capital a startups y empresas que conjuguen dos factores: un alto potencial de crecimiento a largo plazo y elevadas posibilidades de riesgo. Esto a cambio de la transferencia de un porcentaje de la empresa.

    Resulta recomendable para entidades en su fase de crecimiento y que necesitan inyecciones de liquidez para alcanzar el punto de equilibrio o lograr un producto mínimo viable.

    ¿Cómo funciona un Corporate Venture Capital?

    Los fondos de este tipo están formados por varios inversionistas, llamados comúnmente como general y limited partners que se encargan de invertir fondos entregados por otros inversores (particulares o institucionales) que buscan conseguir una alta rentabilidad.

    En esto radica su modelo de negocios: invertir diversificadamente una cantidad determinada de dinero en varias startups para reducir los riesgos y obtener ganancias con un crecimiento posterior a través de la venta a otra empresa o con su salida en la bolsa.

    Etapas de un Corporate Venture Capital

    El recorrido de un venture capital tiene diferentes etapas como parte del proceso:

    1. Recaudar fondos: se busca fondos de inversores en un lapso que suele durar entre 6 meses y 1 año. Estos fondos no son invertidos.

    2. Buscar inversores: se empiezan a buscar oportunidades de inversión. En esta etapa tampoco se invierten los fondos, pero sí se planifican las comisiones.

    3. Compromiso de inversión: se escoge en qué empresas o startups se va invertir y el porcentaje del fondo que se repartirá entre cada una. Los fondos comienzan a ser invertidos en las empresas.

    4. Gestión de inversiones: es aquí donde el capital se encuentra invertido en su totalidad. La entidad de capital de riesgo comienza la gestión de su cartera de compañías y les proporciona conocimientos y experiencia con el objetivo de acelerar su crecimiento. La inversión, en esta etapa, puede conllevar retornos financieros y se empieza a planificar la salida.

    5. Liquidación de fondo: cuando el fondo es cerrado se reparten los beneficios financieros entre los inversores y el fondo de capital de riesgo por medio de las comisiones.

    ¿Cuáles son las ventajas de ocupar este fondo de financiamiento?

    Una de las principales ventajas es el acceso a financiamiento alternativo a las instituciones bancarias que generalmente exigen el cumplimiento de una serie de requisitos que una empresa emergente no puede cumplir.

    Sin embargo, no es la única. Aparte del colchón financiero, obtener este tipo de fondos proporciona a una empresa joven una valiosa fuente de orientación y asesoría. Lo anterior, puede ayudar a tomar una serie de decisiones comerciales como la gestión financiera y la de recursos humanos. Esto es fundamental para que el negocio tenga las cuotas de crecimiento necesarias para fortalecerse en el mercado.

    Además, las capitales de riesgo suelen tener una red de conexiones en el mundo empresarial, otorgando a las empresas incipientes fuentes de interacción que permiten abrir nuevas oportunidades de negocio y/o el aprendizaje constante.

    Las áreas críticas para una empresa joven como los asuntos legales, fiscales y de personal son apoyadas por estos fondos. Escoger este tipo de financiamientos para la consolidación de empresas en el rubro de diseño, construcción y arquitectura es una de las mejores alternativas.