---

¿Cómo contribuye en tu negocio una aceleradora de startups?

El ecosistema de emprendimiento local continúa creciendo: de acuerdo con cifras de la V encuesta de Microemprendimiento (EME) -del Ministerio de Economía y el Instituto Nacional de Estadísticas (INE)- en Chile hay 1.992.578 microempresarios, es decir, poco más del 10% de la población del país.

Además, la edición 2017 del GEM señala que el Total de Actividad Emprendedora en Etapas Iniciales (menos de 42 meses), alcanzó el 23,8%, luego de un continuo crecimiento que viene manifestándose desde hace varios años.

En este fenómeno, las aceleradoras de negocios o startups han jugado un papel preponderante, pues ofrecen a los emprendimientos el apoyo necesario para su lanzamiento y posterior consolidación, específicamente mediante las siguientes contribuciones:

Desarrollo de la idea 

No es una tarea común en una aceleradora de startup, pues las incubadoras de negocios son las que más orientan su gestión al desarrollo de ideas. Sin embargo, hay muchas que aportan bastante al respecto y ayudan a la maduración, contraste, valoración de factibilidad y definición final de la idea de negocio.

Financiamiento 

Una aceleradora de negocios ayuda a los emprendimientos en la tarea de buscar y acceder al financiamiento del proyecto. De igual manera, les presta apoyo para negociar sus primeras rondas de inversión con sus redes de inversores, ángeles inversores, fondos, etc.

Esto es clave en un país donde, según la Radiografía del Emprendimiento en Chile 2018 -de la Asociación de Emprendedores de Chile (ASECH)-,el 13.1% de los emprendedores fracasan por falta de financiamiento.

Acceso a mentoría

Por lo general, en una aceleradora de startup hay uno o varios equipos de reconocidos mentores en el ámbito empresarial que ayudarán a los emprendedores a definir y validar el modelo de negocio, establecer la estrategia comercial y desarrollar los cálculos correspondientes para determinar el umbral de rentabilidad del proyecto.

Adicionalmente, los mentores asesoran a los emprendedores en técnicas de negociación y los dotan de los conocimientos necesarios para el desarrollo exitoso de sus proyectos.

Redes de contacto

En una aceleradora de negocios, el emprendedor tiene acceso a redes de contacto y puede recibir asesoría en lo que a negociación y relaciones estratégicas para el lanzamiento de los proyectos se refiere. Un beneficio de incalculable valor si se tiene en cuenta que en el mundo de los negocios las relaciones comerciales son determinantes para alcanzar el éxito.

Difusión

Las aceleradoras ofrecen difusión de los proyectos empresariales mediante diferentes medios de comunicación. Además, colaboran en la creación de un plan de comunicación, una estrategia de branding y el desarrollo del marketing. Así, el emprendimiento podrá obtener la visibilidad que requiere para alcanzar el éxito.

Formación 

Los emprendimientos seleccionados por las aceleradoras suelen recibir capacitación y asesoramiento en temas contables, legales, fiscales, de marketing y servicio al cliente, entre muchos otros.

Espacios de trabajo

Finalmente, los emprendedores pueden desarrollar el proyecto en las instalaciones de trabajo de la aceleradora. Este es un plus muy importante porque permite la asesoría oportuna de parte de los mentores y el potenciamiento del Networking.

Sin duda, una aceleradora de negocios potencia al máximo los emprendimientos, no solo porque los ayuda a conseguir recursos financieros, sino porque les brinda un acompañamiento integral que garantiza -en gran medida- que el capital va a ser bien invertido y la empresa operará de la mejor manera posible para alcanzar el éxito.

Volver