---

Claves para emprender en diseño industrial

De una gran idea, puede nacer un gran emprendimiento. Pero no basta con tener solo un concepto, también hay que ejecutar distintos pasos para tener éxito.

Si el proyecto tiene por objetivo desarrollar productos innovadores de manera serial y/o industrial se necesita conocer las principales claves para emprender en diseño industrial.

¿En qué consiste el emprendimiento en diseño industrial?

Es la disciplina aplicada a la creación de productos industriales a gran escala y en serie donde se utilizan recursos como la creatividad y la inventiva.  Se propone mejorar la calidad de vida a través de innovaciones que comúnmente se aplican a áreas como automoción, juguetería, construcción y arquitectura, entre otras.

En Chile, según el “Estudio del diseño industrial chileno y desafíos para su internacionalización”, el 94% de las empresas encuestadas generan ingresos de entre o y 25.000 UF, lo que demuestra que el sector está compuesto principalmente por micro y pequeñas empresas que deben enfrentar una serie de desafíos para posicionarse en el mercado.

Trabajar en un diseño industrial involucra crear procesos pensados con estrategia y planificación, es decir, cada paso debe ser el resultado lógico de una etapa anterior. Además, en la metodología de trabajo se deben responder las siguientes preguntas:

¿Es factible la idea? 

Según Clayton Christensen de la Escuela de Negocios de Harvard ,  el 95% de los productos nuevos introducidos cada año fracasa. Así que lo primero será definir si el proyecto en diseño es viable. Para eso, realizar un estudio de viabilidad permite analizar diferentes variables y definir algunas nociones básicas que posibilitan seguir adelante con el proyecto.

La intención es sacar conclusiones en base a cuestiones referentes a cómo se comporta el mercado, quiénes son los competidores y los clientes potenciales, los costos de fabricación y el valor del producto, entre otras interrogantes.

¿Cuál es el diseño preliminar y el detallado?

Si en la etapa anterior se respondieron todas las preguntas y se decide seguir adelante con el proyecto, entonces se entrará en la etapa de diseño preliminar.

Para esto se deberán barajar todas las opciones de materias primas, costos de producción, tamaños y formas que tendrá el producto. Es necesario también considerar detalles como la accesibilidad (si puede usarlo cualquier persona o no) o si requiere de algún accesorio complementario.

Una vez completado el diseño preliminar, se podrá realizar uno detallado. En esta etapa participan todas las áreas involucradas en un emprendimiento, dando una mirada multidisciplinaria en busca de optimizar el proceso de fabricación y maximizar los recursos.

¿Cómo funciona la fase de prototipos?

Un prototipo es la forma inicial del producto que verá la luz. En esta fase los emprendedores deberán crear una primera versión y someterla a todas las pruebas prácticas necesarias a fin de encontrar errores o formas de mejorarlo.

Los prototipos deben ser probados por personas ajenas al proceso de desarrollo, que se enfrenten al artículo sin conocimiento anterior alguno y que puedan dar su opinión sincera. Así se podrán detectar a tiempo posibles fallas y aplicar mejoras para el producto final.

¿Cuál será el valor agregado y logística?

Una de las claves para emprender en diseño industrial es cuestionar el valor y la usabilidad que los usuarios dieron al producto. Puede que este tenga funcionalidades o partes que resultaron no ser tan útiles y se pueden eliminar para economizar la producción.

La importancia de esta etapa radica en que será la última oportunidad para comprobar si existe un interés del mercado en este objeto, o todavía tiene mejoras por realizar.

En el caso de que todas las etapas anteriores se cumplieran correctamente, será el momento de definir la logística para la venta del producto y todos los elementos que involucra como almacenaje, transporte, mantenimiento, repuestos, etc.

Es importante considerar que el diseño industrial es una práctica de precisión. Para ello, se requiere de una constante observación, análisis y planificación, pero también de la integración de la creatividad como un método para encontrar soluciones efectivas para los problemas, sobre todo si se piensa en emprendimiento en diseño relacionado con la arquitectura, diseño o construcción.

Volver