CAUH: Una nueva forma de ver, experimentar e interactuar con la vivienda

  • Publicado por MASISALAB el viernes 21 de octubre del 2016
  • Compartir en:

    Este emprendimiento incubado por MASISA Lab Argentina definitivamente está alineado con nuestros principales objetivos como plataforma de innovación: democratizar la arquitectura y acercar el diseño a una mayor cantidad de personas. Además, acaban de cerrar su primera venta con un negocio estrechamente relacionado con la eficiencia en el uso de espacios. Se avecina un buen panorama para CAUH.

    “Este emprendimiento nació hace tres años mientras imaginaba cómo sería una empresa ideal donde quisiera trabajar de por vida, Me pregunté qué haría si no tuviese ninguna limitante. Básicamente me puse a soñar. Primero escribí un manifiesto y luego encauce ese ideal a lo que siempre quise hacer: innovar en la vivienda”. Esa la historia del origen de CAUH –proyecto actualmente incubado por MASISA Lab Argentina- y quien la relata es Ignacio Mussi Tiscornia, uno de los fundadores de esta solución industrializada a la vivienda.

    ¿Qué significa realmente una solución industrializada?
    Cuando se habla de sistemas industrializados y rápidos se piensa en mala calidad. Nosotros venimos a demostrar que se pueden tener ambas cosas, pero además con diseño incorporado. Así acercamos el diseño a una mayor cantidad de personas. Además, estamos hablando de ofrecer un producto on-demand, donde el cliente puede interactuar y elegir su mejor opción desde una plataforma digital. Esto va llevar un tiempo de desarrollo, pero es posible cuando hablas de fabricación digital. El diseño se adapta y evoluciona a un costo muy bajo.

    Y en lo concreto, ¿qué me ofrece CAUH?
    Ofrecemos la creación de espacios, como expansiones del hogar, como pequeños refugios, como un atelier, un home office, una barra o puesto de comida en la terraza o en el patio inglés; un espacio de meditación, un consultorio, aulas auxiliares, o salas de música, etc. El espectro es muy amplio. Sabemos que esto puede ser no sólo una solución para el particular, sino también para el Estado, desarrolladores inmobiliarios, turísticos y servicios empresariales.

    ¿Por qué decidieron postular a MASISA Lab? Cómo ha sido hasta ahora la experiencia?
    La experiencia ha sido muy buena y estamos muy contentos y agradecidos de haber tomado la decisión de participar. Sabíamos del concurso y lo veíamos como una excelente oportunidad. Vimos desde el comienzo a un aliado estratégico en Masisa y esta era la posibilidad de acercarnos a ellos.

    Sirvió mucho el proceso de pre-incubación. Lo tenían muy bien armado y nosotros supimos sacarle el jugo. Ahora estamos usando las oficinas de Área Tres y seguimos contando con la asesoría permanente de Claudio Angrigiani, Líder de MASISA Lab Argentina.

    Acaban de cerrar una venta para hacer 8 skype booth en el cowork de Área Tres ¿Cómo surge esta nueva línea de negocio y cuáles son sus expectativas de crecimiento?
    Este trabajo surgió sólo de mostrar un prototipo 1.4 de la estructura de un espacio. ¡Imagínate cuando mostremos el producto terminado! Descubrimos también el potencial de pensar el pop up o espacios interiores para oficinas como otro nicho a explotar. Hay una necesidad muy grande de innovar en los espacios de oficinas y son pocos los que han hecho ese cambio. Por el momento, estamos trabajando para entregarle esos skype booth a Área Tres y les ofrecimos construir un CAUHSPACE en la terraza, lo que les gustó muchísimo. Sería perfecto para nosotros construir el primero en la terraza de Área Tres ¡Imagínate un Starbucks o stand móvil para todos los coworkers en la terraza de Palermo donde están los mejores startups!

    ¿Cómo proyectan su emprendimiento en los próximos 5 años?
    No hay duda que hay una necesidad muy grande en nuestro país y en toda Latinoamérica. Por lo pronto, buscamos validar y consolidar este producto en Argentina. Si logramos posicionarnos acá podremos replicar el modelo a países limítrofes, donde Masisa también distribuye. El hecho de estar trabajando con una compañía regional nos abre muchas más puertas y nos permite pensar en abrir las fronteras con mayor seguridad. El tiempo dirá cuál es el mejor camino y cuándo expandir. Muchos te dicen que es muy difícil planificar en este país a largo plazo, sin embargo, vemos modelos similares en Europa donde han podido abrirse a otros países de la comunidad, generando alianzas estratégicas e incluyendo socios locales. Incluiremos la vivienda como evolución natural. Los mismos clientes lo van a pedir.

    ¿Sientes que en Argentina están las condiciones dadas para que emprendimientos de este tipo sigan surgiendo?
    Creo que estamos frente una ventana de oportunidad. Este gobierno tiene la intención de potenciar y apoyar a todos los nuevos emprendedores. En todos los rubros hacen falta nuevas ideas y propuestas, siendo la arquitectura y la construcción los sectores que más lento evolucionan. Esto nos da una ventaja y una oportunidad importante. Además, cada vez son más los jóvenes que quieren acceder a cosas distintas, innovadoras, ecológicas y que tengan un diferencial.

    Puedo sumar acontecimientos que están sucediendo en el mundo. Desde pensar que cada vez va a ser más fácil acceder a una “ruteadora” llegando a costar 100 euros, hasta las experiencias de Wikihouse y Opendesk que hablan de un nuevo mundo que está por venir y del que nosotros queremos ser parte. Iniciar el proceso en este momento nos posiciona y nos prepara mejor. Para Masisa también es una oportunidad muy grande, y brindar la oportunidad a jóvenes emprendedores de trabajar en conjunto es una muy buena estrategia.