DESPIDIENDO UN 2019 DE GRANDES IMPACTOS CON MIRAS A UN 2020 CARGADO DE OPORTUNIDADES

  • Publicado por MASISALAB el lunes 30 de diciembre del 2019
  • Compartir en:

    El 2019 se convirtió en el año de nuestra historia donde más hemos invertido, no sólo en cantidad de emprendimientos, sino también en cifras con más de US$748,000, consolidando nuestra visión y compromiso de una estrategia basada en innovación abierta y Corporate Venture Capital (CVC), para aportar a la transformación de nuestra compañía.

     

    Todos los que estamos dedicados a la innovación y el emprendimiento conocemos el viaje de un emprendedor. Un recorrido que tiene altos, bajos, momentos intensos, de vértigo, de orgullo y de mucha pasión. Es un viaje que comienza con una idea genial, y que luego  enfrenta el interminable e impredecible “valle de la muerte”, que es ese tiempo que te mantiene ilusionado cuando todo va saliendo bien, pero que te da la espalda cuando todo sale mal. Ese sube y baja constante finalmente termina el día en que encuentras ese maravilloso “punto de inflexión”, donde todo empieza a fluir.

    Así nos sentimos terminando este 2019; en ese momento de inflexión después de años de aprendizaje, donde todo comienza a fluir.

    Partimos el año con un nuevo programa apoyado por Corfo que llamamos “Construcción Súper Eficiente” que nos permitió retomar la conexión con emprendimientos en etapa temprana con excelentes ideas para transformar la industria de la construcción. Y no sólo eso, ya que además esos impactos indirectos de política pública, nos impulsaron a desarrollar actividades en conjunto con otras empresas e instituciones ligadas al sector, en una nueva alianza que llamamos “Construir Innovando” junto con la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) y Echeverría Izquierdo. Así, comenzamos a entender que nuestro espacio natural es lo que llamamos hoy Constructech.

    Este 2019, luego de casi 5 años en el mismo lugar, cambiamos también nuestro espacio de trabajo, donde se tangibiliza eso tan amplio y abstracto que llamamos MASISA Lab. Esta nueva casa le ha entregado renovados aires y luces a nuestro proceso de innovación, conectándonos con una realidad distinta y más amplia para enriquecer nuestra visión de una industria con tremendo impacto en una sociedad compleja y en constante cambio a la cual no estamos ajenos. Junto con cambiar el lugar físico, también cambiamos nuestra imagen, reconociendo que todos nuestros pasos anteriores nos aportaron a estar en nuestra posición actual, pero entendiendo también que debemos avanzar hacia una nueva etapa como área de innovación y como actor del ecosistema de emprendimiento.

    Por otra parte, nuestro portafolio de proyectos tuvo un año impredecible, pero tremendamente enriquecedor. La gran mayoría tuvo un buen desarrollo comercial, pero sobre todo hubo un crecimiento como empresarios y muchos comenzaron a encontrar su lugar en este pequeño ecosistema que estamos formando para aportar a la transformación de la industria. 

    En relación a MASISA y su portafolio de emprendimientos, el 2018 ya habíamos dado los primeros pasos de integración con ProFábrica y Monitor, y este 2019 avanzamos aún más en este terreno con la integración comercial de Isolcork en Colombia y Ecuador. Asimismo, hemos estado trabajando colaborativamente con Eligemadera en el desarrollo de prototipos de partes y piezas para construcción en madera, con el fin de darle nuevas oportunidades a este material y, quizás, reinventar nuestro aporte en esta industria. 

    Para potenciar nuestro portafolio, este año teníamos el desafío de sumar 5 nuevas inversiones que se materializaron con el ingreso de We Design, RPM, eCmat, Prosip y un viejo conocido, Leaf Panel. Así el 2019 se convirtió en el año de nuestra historia donde más hemos invertido, no sólo en cantidad de emprendimientos, sino también en cifras con más de US$748,000, consolidando nuestra visión y compromiso de una estrategia basada en innovación abierta y Corporate Venture Capital (CVC), para aportar a la transformación de nuestra compañía.

    Todo lo anterior nos hace pensar en un 2020 muy desafiante y con mucho foco en integraciones para potenciar aún más el beneficio mutuo entre MASISA y nuestro portafolio, ya estamos visualizando para el próximo año al menos 8 nuevas oportunidades de integración.

    Esto y muchas cosas más es lo que queremos celebrar el próximo 17 de enero en nuestro Demo Day de MASISA Lab, donde mostraremos a todos nuestros emprendimientos y sus aportes al ecosistema, sumando además a grandes invitados internacionales a la conversación sobre las oportunidades del Constructech en Latinoamérica.

    En nombre de todos los que están detrás de MASISA Lab, les deseo lo mejor para este año que se nos viene lleno de grandes desafíos y los dejo invitados a nuestro gran evento para seguir conversando sobre cómo, desde nuestro propio lugar, podemos aportar a solucionar los grandes problemas y aprovechar las oportunidades que existen para transformar la industria del diseño y de la construcción, en una industria con un gran impacto y cada vez más necesaria para la calidad de vida de las personas.