---

ALBERTO MOZÓ: “LA MADERA TIENE EN SU ADN LA CAPACIDAD DE REDUCIR DRÁSTICAMENTE LOS TIEMPOS DE CONSTRUCCIÓN”

El reconocido arquitecto especialista en construcción off-site es un admirador de las cualidades constructivas de la madera, y asegura que las tecnologías de robotización permiten hoy sofisticar la industria y dar un salto en reducción de tiempo de obra, con la consecuente baja en los costos.  Sin embargo, señala, es imperativo conocer primero el estado de técnica en Chile, para generar un desarrollo tecnológico paso a paso, con miras a una industria más eficiente. 

Hace algunas semanas el equipo de MASISA Lab, junto a un par de emprendedores que son parte del Portafolio de proyectos apoyados por MASISA–Profábrica y Elige Madera- viajaron en una misión tecnológica a Estados Unidos, a la Feria AWFSFAIR, una de las más grandes en equipamiento y tecnología para la industria de la madera. El grupo fue acompañado por el reconocido arquitecto Alberto Mozó, socio de Prefábrica Studio, una oficina con gran experiencia en el diseño de construcción off-site, arquitectura de producción industrial lista para ser armada en cualquier lugar.

Conversamos con este arquitecto, que ha recibido varios premios en Chile y en el mundo, para conocer su visión sobre las oportunidades para la industria de la madera a nivel local que observó en este viaje.

¿Cuáles son los desafíos de la industria en construcción en madera y cuáles son las tecnologías que están predominando?

Una mayor cantidad de aserraderos en Chile están avanzando hacia productos elaborados más allá de vender un palo bruto para un sistema simple y tradicional de construcción en madera. Hay empresas que ofrecen soluciones sofisticadas de estructuras mediante procesos robotizados para la producción de piezas y partes, para ensamblar una casa en sólo días. Estos avances tecnológicos permiten a la madera que produce un árbol avance en una línea de elaboración que tiene por meta facilitar y contribuir al complejo territorio de la construcción, el que cada día es más difícil. 

La madera por sus características físicas y su facilidad de ser trabajada, tiene en su ADN, la capacidad de reducir drásticamente los tiempos de construcción, lo que repercute en una disminución de los costos. Además invita a participar a un amplio espectro de mano de obra, no necesariamente especializada en carpintería, a mujeres y hombres, porque son piezas y partes livianas listas para ensamblar y que se unen con tornillos. Esto es posible si el carpintero es un robot y quien diseña en una plataforma digital CAD/CAM (Computer Aided Designing/ Computer Aided Manufacturing), es capaz de incorporar en el proceso de diseño las variables necesarias para alcanzar una alta eficiencia en un producto final. 

 ¿Cuáles son las claves para que se desarrolle el mercado con valor agregado?

 Para que se desarrolle el mercado con valor agregado nombraría tres claves:

 – La industria maderera debe convertir un palo aserrado (pulgadas) en un componente de madera de ingeniería (milímetros) . Ejemplos hay, como los tableros, vigas laminadas, etc. La madera para ser procesada CAD/CAE (Computer Aided Engeneering)/CAM debe ser clasificada, recta y con estabilidad dimensional. 

– Al interior de la industria maderera se deben crear servicios de diseño técnico CAD/CAE/CAM que faciliten a los arquitectos su proceso creativo.  A partir del bosquejo de un arquitecto se entrega una solución completa, empaquetada  y valorizada RTA (Ready to Arm).

– Creo que debe haber un desarrollo tecnológico paso a paso sin adelantarnos por avances que existen en otros países. Debemos reconocer el estado de la técnica en Chile en su real magnitud, el entrenamiento de nuestros profesionales y las posibilidades en el mercado que permitan la inversión en robotización. Por ejemplo, en Chile el déficit de viviendas en dos pisos es muy alta, sin embargo el mercado para producir edificios en CLT (Cross Laminated Timber) en muy bajo y la inversión en tecnología es muy alta.

¿Qué fue lo que más te sorprendió en la feria AWFSFAIR? Hay alguna novedad en especial que te llamó la atención que crees puede revolucionar la industria de la madera?

En la feria AWFSFAIR me llamó la atención que hay un mayor despliegue de empresas que ofrecen soluciones robotizadas, soluciones para mercados más grandes que el nuestro. 

Además, vimos  soluciones de máquinas para pequeños talleres muy prácticas, más livianas y a costos menores de la maquinaria tradicional de carpintería industrial. Bancos de sierra y paneleras con estructuras tubulares fáciles de mover en talleres reducidos.

El espacio en un taller es muy importante para optimizar producción. Hoy, por lo caro de los arriendos, este tipo de herramientas son un aporte. Las puedes guardar si no se están usando.

Otro tema interesante, son las soluciones de herrajes para la fabricación de muebles. Los diseños de estas pequeñas piezas, algunas metálicas otras plásticas, facilitan ocultar las uniones y permiten velocidad de instalación con un sólo click.

En tu opinión, qué le falta a la industria chilena para destacar? ¿Qué oportunidades existen actualmente que los actores de este sector debiésemos de tener en cuenta?

Quienes estamos en el territorio del diseño industrial debemos encontrar la justa medida entre mercado y el estado de la técnica. Se puede ser muy creativo, sin embargo se debe poder vender ese diseño. 

Hoy, la relación CAD/CAM junto a la madera de ingeniería puede producir una revolución en la forma de trabajar de los arquitectos; pueden volver al territorio de la construcción, diseñar y construir, y ser responsables del producto final frente a un cliente. Esto es un tremendo valor agregado.

 

Volver